Ver perfil

La tiza 2.0 - #7 XarxaTIC: 7 al 13 de febrero de 2022

La tiza 2.0
La tiza 2.0
Van cayendo los números del boletín de forma inexorable. Con el siguiente ya serán la friolera de dos meses enviando semanalmente esta newsletter a todos los suscriptores. Por cierto, no os lo he dicho pero hemos pasado de los 100 en esta semana pasada. No es que me importen los números pero siempre se agradece ver que hay gente a la que interesa lo que escribes. A veces, incluso me interesa a mí lo que escriben otros.
Ha sido una semana muy movida en la educación ficticia. Sí, esa que se mueve en las redes sociales y en las que todo lo que sucede, incluso que sea en modo borrador legislativo o globo sonda, tiene una nula afección en el aula real. También se han viralizado muchos tuits falsos y se han publicado Wordles por encima de sus posibilidades. Es lo que tiene la inmediatez y las modas. Que, por mucho que queramos, es imposible librarnos de ellas. El problema es que la mayoría de novedades que obligan a la inmediatez parecen diseñadas para, o bien infantilizar al personal, o bien cabrearlo. Nada, es lo que tiene el trampantojo del 2.0.
Esta semana pasada empecé el despropósito literario intentando explicar algunas medidas educativas para dummies. Sí, esos libros que venden de “electricidad para dummies”, “invierte en arena del desierto para dummies” o, simplemente, “ligoteo para dummies”. Un filón para los que han conseguido vender esos libros de tapa amarilla, en los que no encuentras nada que te sirva. Pero es que buscar solución en libros que, normalmente acaban en la sección de autoayuda, no sirve de mucho. Ahí están los de muchos de los gurús educativos que están en la candelera y todos los de psicología positiva. Huid de ahí. Antes pasaos por la sección de Manga o novela negra. Vuestra mente lo agradecerá.
Después de la lección de historia educativa, contada y manipulada hasta la saciedad por unos y otros (incluso por mí), vi necesario escribir un artículo para que determinado personal dejara de darme el coñazo. Acepto pulpo como animal de compañía. Es que no se puede debatir con alguien que cree en los estilos de aprendizaje, las inteligencias múltiples o el cono de Dale, por poner algunos ejemplos. Es imposible. Especialmente cuando sabes que, por muchas pruebas que les des, tampoco las van a aceptar. Son de esos que ven solo su verdad incluso que la realidad les diga un día tras otro que no es así. Sí, como los que se creen lo que dice el CIS.
Como el miércoles iba justo de inspiración, debo agradecer a una docente universitaria que dejara un comentario en el blog en el que decía que debería jubilarme y dejar a mis alumnos en paz. Y que además me lo agradecería la inclusión educativa. ¿Conocéis a la inclusión educativa? ¿Sabéis su cuenta en las redes sociales? ¿Sabéis el aspecto que tiene? Yo, no. El problema de esta persona que dejó el comentario es que sus publicaciones (esos papers que algunos en la Universidad publican a peso) son realmente surrealistas. Hay uno en el que habla de “desempeñar las tareas escolares desde una perspectiva ecológico sistémica y holística”. Consejos vendo…
El mismo día en el que publiqué el artículo anterior llegó a mis manos un hilo de Twitter en el que una madre (sí, he dicho madre) cuestionaba que la maestra de su hijo volviera al aula después de su permiso de maternidad. Que le molaba el sustituto y que debería quedarse. Mirad que he visto cosas en las redes sociales en los últimos tiempos, pero encontrarme a alguien que vaya contra sus derechos laborales y contra la posibilidad de que alguien tenga permiso de maternidad. Entonces, según esa madre del hilo, ¿no deberíamos contratar jamás a mujeres por si tienen hijos? Esto se nos va de las manos. Por cierto, como siempre sucede en este tipo de hilos, uno cuando se envalentona siempre quiere más y, por tanto, añadió en el pack de la crítica a los funcionarios docentes. Una lacra. Se ve que tener derechos laborales o condiciones laborales medio dignas es una lacra. Lo de pedir que todos vivan peor, en lugar de exigir que todos vivamos mejor, es algo de psiquiátrico. No de psicólogo porque esto solo se soluciona con pastillas. Y los psicólogos, salvo que esté equivocado, no pueden recetar ya que no son médicos.
Después de tanto artículo basado en cosas que deberían preocuparnos (tanto la evolución histórica de la educación, como las medidas educativas que se están tomando de forma indiscriminada, amén de reconocer que existen determinados especímenes que dan clase a los futuros maestros), tocaba hacer un poco de terapia personal y hablar de la realidad. De esa afección que van a tener todos esos cambios educativos que se están haciendo, sin ningún tipo de mesura ni previsión, tanto a nivel estatal como en muchas Comunidades. Pues bien, tocaba post con videoclip incluido… “non ti preoccupare”. No, no debemos preocuparnos por los desmanes educativos firmados en hojas de BOE o diarios oficiales porque, salvo lo que afecta a las asignaturas (sí, algún compañero puede salir desplazado de su centro), la realidad del aula siempre es otra cosa. Los que hacen experimentos, seguirán haciéndolos. Los que usan tiza, seguirán usándola. Los que dicen a su alumnado que lo mejor que pasó en Francia fue guillotinar a la nobleza y la realeza, seguirán diciéndolo. Es que el aula es mucho más que un simple papel. Eso sí, os haré spoiler de los nuevos articulados legislativos: las aulas seguirán tan deficitarias de lo de siempre (recursos, infraestructuras, personal de apoyo, etc.).
Después del interludio de relax, y un fin de semana de mucho trabajo (con cosas muy poco educativas), tocaba cerrarla con dos artículos bastante duros (incluso que el segundo pueda ser tomado con humor).
El sábado me pregunté -y respondí- acerca de la bajada del nivel de nuestro alumnado, entendiendo como tal, no los números de abandono escolar o titulación, pero sí el de aprendizajes. Y no me gusta nada la sensación que tengo. Especialmente con ese gran número de alumnado “normal” (sé que no deben etiquetarse, pero es para que se me entienda), al que le estamos sesgando posibilidades futuras salvo que tengan en casa un buen nivel cultural o económico. Además, como las posturas ideológicas (que no educativas, porque si fuera así se basarían en datos y realidades) están muy enfrentadas, es imposible avanzar en nada. Si no hablamos sin tapujos de lo que está sucediendo en educación, no avanzaremos. Y hablar sin tapujos no es debatir acerca de unicornios, más o menos horas de lo mío o competencias que solo sirven para que cuatro se llenen los bolsillos y los de la secta competencial se arrodillen frente a su líder.
Hablando de líderes, el domingo después de ver las camisetas tan bonitas que llevan los docentes de la secta Google que publican en Twitter, no puede menos que ponerme a hablar de nuevo (sí, me repito mucho en mis argumentos, aunque por incoherencia, en ocasiones los cambie) de las sectas educativas. El problema es que los docentes que pertenecen a alguna de las sectas que existen son legión. Y no permiten ningún tipo de disensión bajo pena de quedarte fuera del grupo. Algo que, ya talludito el personal, debería pensarse. Yo tengo la gran suerte de tener familia y no estar abocado a depender de “grupos educativos”. En Tinder se liga. En los grupos educativos solo se aprende a acatar instrucciones de los que llevan más tiempo ahí. ¿Debería preocuparnos la irrupción de las sectas en educación? Pues va a ser que no. Salvo que te importe el ataque indiscriminado de toda la manada sectaria cuando cuestionas algo de lo que dicen o defienden en su documento fundacional.
Espero que tengáis una buena semana. Hasta el lunes que viene. Bueno, yo seguiré escribiendo en el blog y en Twitter. Me estoy refiriendo para que recibáis un nuevo boletín.

Medidas educativas para dummies
Va, la Tierra es plana… ¡dejad de darme el coñazo!
Acompañadme en esta «triste» historia…
Todo mal
Non ti preoccupare
¿Ha bajado el nivel del alumnado?
Y tú, ¿de qué secta educativa eres?
¿Te ha gustado? No
La tiza 2.0
La tiza 2.0 @xarxatic

Boletín semanal con las entradas de XarxaTIC

Para cancelar tu suscripción, haz clic aquí.
Si te han remitido este boletín y te ha gustado, puedes suscribirte aquí.
Created with Revue by Twitter.