La tiza 2.0 - #14 XarxaTIC: 28 de marzo al 3 de abril de 2022

#14・
602

suscriptores

27

Publicaciones

Suscríbete a nuestro boletín

By subscribing, you agree with Revue’s términos y condiciones de uso and política de privacidad and understand that La tiza 2.0 will receive your email address.

La tiza 2.0
La tiza 2.0
Una semana en la que hemos visto publicar el Real Decreto por el que se establece la ordenación y las enseñanzas mínimas de la Educación Secundaria Obligatoria. Otra semana envueltos en debates estúpidos y falsos porque la mayoría de docentes, en lugar de esperar a leérselo, han basado su opinión acerca de esos cambios en un artículo publicado en un panfleto periodístico. Es que ni contrastar información sabemos.
También, en el día de ayer falleció el Consejero de Educación de la Junta de Andalucía, Javier Imbroda. Una pena que muera alguien cuando no es su momento. Una pena siempre es que muera alguien. Eso sí, la muerte no te hace ni mejor ni peor persona. Ni esconde tus bondades o errores que cometes a nivel profesional.
A nivel laboral algunos ya necesitamos con urgencia las vacaciones de Pascuas. Estamos arrastrándonos por nuestro centro educativo cual almas condenadas. Especialmente, como sucede en mi faceta de docente vacacional.
No me gustaría acabar esta introducción olvidándome de la situación de la educación catalana, con una Fundación y un periódico que, un día sí y al otro también, están menospreciando a los docentes y ahondando en la crisis que, provocada intencionadamente, sacude los cimientos de muchas cosas. Al menos algunos ya se han quitado las caretas y empiezan a mostrar su verdadera cara. Algunos se las habíamos quitado hace mucho pero, al final, salvo algunos que no sabes cómo pueden disculpar todas sus barbaridades, ya ha saltado por los aires toda su ideología e intereses económicos. Por cierto y refiriéndome a los que disculpan ciertas cosas, yo la verdad es que no puedo llegar a entenderlo. O son ciegos o les pagan muy bien para ignorar las imágenes de determinados cadáveres.
Empecé la semana hablando de una experiencia personal para, condenando el bofetón de Will Smith en la entrega de los Óscar, poder comprender que, en determinados momentos, especialmente si se tiene poca cultura y/o educación, se puede caer en agresividad. La gestión de la ira es algo muy complicado. Y algunos lo gestionan mejor que otros.
Seguí criticando un determinado artículo cuya defensa de la jornada partida en educación es simplemente la intuición. Una intuición, en muchas ocasiones, dirigida por determinados intereses poco educativos. No olvidemos que los que proponen la jornada partida son organizaciones o fundaciones con intereses en servicios de restauración escolar. Y al final todo acaba cuadrando.
Y lo que os hablaba al principio. Leed la LOMCE. Leed el Real Decreto de ordenación curricular. Tan fácil que debería ser leer en lugar de caer en las garras de los que interpretan en función de su línea editorial. Ni desaparece la Filosofía de la ESO, ni la cronología en Historia, ni las ratios elevadas. A ver si empezamos a dar ejemplo los que, en principio, debiéramos ser ejemplo de pensamiento crítico para nuestro alumnado.
Esta semana también me planteé qué hubiera sido de mi vida profesional si, en lugar de ser crítico, me hubiera sumado a una determinada secta educativa o me hubiera posicionado en un solo sentido (como los flippeds, los Google Certified o, simplemente los que defienden todo lo que hacen “los suyos”). Seguramente estaría ahora dando formación por un tubo, cobrando ingentes cantidades de dinero por vender mamandurrias o, simplemente, estaría escaqueándome de todo en un determinado despacho. El problema es que no he sabido venderme. Qué demonios. Nunca he querido venderme. Y he preferido, con todos mis errores, no casarme con nadie a nivel profesional.
¿Os imagináis que algunos miraran solo por su asignatura obviando el sistema educativo en su conjunto? Pues pasa. Eso sí, después les preguntas para qué quieren más horas de lo suyo y solo te saben decir que es para que aprendan mejor. La verdad es que una asignatura a una hora a la semana no tiene ningún sentido. Quizás sería hora de empezar a diseñar un currículo más racional, con menos asignaturas y con contenidos mucho mejor enlazados entre ellas. Pero bueno, qué voy a saber yo. Seguro que lo importante, como dice alguien que defiende los chiringuitos (que me sirvió para otro post), es lo suyo. Siempre lo suyo. Es que cuando veo el discurso de la imprescindibilidad de mi asignatura de forma aislada yo ya no sé si están hablando de educación o de otra cosa.
Hay mucho interés en viralizar ciertos discursos educativos. Bueno, da la sensación que hay algunos más interesados en esa viralización que en otra cosa. Por eso la mayoría de discursos educativos, especialmente los que se venden muy adornados, me chirrían profundamente.
Y, finalmente, unas líneas para deciros que me he creado una cuenta en TikTok para sustituir mi servilleta de ideas. Una red social que jamás debería usarse en clase y no deberíamos incentivar su uso entre nuestro alumnado. TikTok, salvo que a alguien le falte el sentido común, no es una red adecuada para nuestro alumnado de etapas obligatorias.
Ya queda nada para vacaciones. Descontando horas. Que tengáis una buena semana.

Cegado por la ira
Jornada escolar: intereses, intuiciones y panfletos
La LOMLOE: no dejes que te la cuenten
Si hubiera seguido por el «buen» camino…
Más horas de una asignatura… ¿para hacer qué?
Una conversación acerca de chiringuitos educativos
La mayoría de discursos educativos me chirrían
TikTok no es para nuestro alumnado
¿Te ha gustado? No
La tiza 2.0
La tiza 2.0 @xarxatic

Boletín semanal con las entradas de XarxaTIC

Para cancelar tu suscripción, haz clic aquí.
Si te han remitido este boletín y te ha gustado, puedes suscribirte aquí.
Created with Revue by Twitter.