#3 XarxaTIC: del 10 al 16 de enero de 2022

#3・
595

suscriptores

26

Publicaciones

Suscríbete a nuestro boletín

By subscribing, you agree with Revue’s términos y condiciones de uso and política de privacidad and understand that La tiza 2.0 will receive your email address.

La tiza 2.0
La tiza 2.0
Ya vamos por el tercer número de La Tiza 2.0. Dicen que no hay tercero malo. Seguro que eso es porque jamás se les ha ocurrido relacionar ese número conmigo. Pero bueno, vamos a ello. Al resumen de lo que he escrito esta semana en XarxaTIC. Muy relacionado con temas de salud porque, como he repetido con saciedad en las redes sociales e incluso en algún post: los que está sucediendo en los centros educativos y, la gestión de la pandemia en relación con el alumnado, personal que trabaja en esos centros y las aulas no está siendo ni medio normal.
El lunes tocó un decálogo para la transformación educativa. Una lista de esas, formadas por diez puntos, en los que di mi opinión, seguramente equivocada, acerca de cosas muy sencillas que podían hacerse para transformar realmente la educación en la educación que se merece nuestro alumnado. No, no va de educación del siglo XXI. Va de adaptación, recursos, digitalización, evaluación, formación,… de rediseñar todo lo que no funciona y poner dinero donde realmente es necesario. Por cierto, no estoy hablando de gastar más. Ese dinero se tira en cosas absurdas y lo que debería hacerse es gestionarse mejor.
El martes por la noche nos llega a todos los docentes de la Comunidad Valenciana un correo mediante el cual se nos insta a identificar el estado de vacunación o si han pasado el covid nuestro alumnado. Saltándose por los aires todo el tema de protección de datos. Sí, al igual que se hace en Cataluña discriminando el poder ir o no a clase si hay un caso confirmado, según estés o no vacunado (ahí quitan el derecho a recibir la educación), en la Comunidad Valenciana se ha establecido un protocolo mediante el cual hay alumnado que no va a poder entrar en la cafetería a buscar su bocadillo salvo que se le haga una tarjeta identificadora o presente su pasaporte covid. Nada, todos sabemos que con el pasaporte covid Ómicron deja de aparecer en los centros educativos y no se contagia. Es que lo de la gestión de la pandemia en los centros educativos es de risa. Bueno, más bien de pena. Por eso el artículo del miércoles sobre el tema. No, el martes no escribí nada.
Tenía pendiente en el tintero usar un debate matemático realizado en Twitter acerca de la continuidad de la función f(x)=1/x en la que los cuñados de turno opinan sin saber. Debo reconocer que yo tampoco sabía que la función era continua porque a mí se me había quedado el concepto de función continua “si no se levanta el lápiz del papel a la hora de dibujarla”. Y con eso me quedé. Pues no. Es otra de esas cosas que enseñamos bastante mal en los institutos. Al igual que sucede con adaptaciones históricas que hacemos, sentidos de electricidad o tantas otras cosas. En ocasiones porque no sabemos y en otras porque creemos que, en ocasiones, es mejor que vayan entendiendo los conceptos poco a poco. Esto lo plasmé en el artículo del jueves, al que añadí la necesidad de contrastar informaciones y formarse e informarse correctamente. Eso sí, en el día de ayer, por culpa de no contrastar, se dio un caso muy curioso con un artículo que publiqué. Pero no adelantemos…
El viernes y el sábado repetí temática. Es que, como he dicho al principio, la gestión de la pandemia en los centros educativos está dándose entre mal y muy mal. Han puesto a docentes, equipos directivos, alumnado y familias a pies de los caballos. Ni dotación de elementos de protección, ni sustituciones inmediatas, ni reducción de ratios, ni gestión de casos, ni control de ningún tipo. Los centros educativos son un sálvese quien pueda. Han ido cayendo los docentes uno tras otro. Ya no digamos el alumnado y sus familias. Eso sí, tal y como conté el sábado, en los centros educativos no se contagia. Hay algo que impide que nadie se contagie porque el virus tiene prohibido entrar. Debe ser eso porque los contagios todos sabemos que son debidos a las fiestas que se montan los docentes y lo mal que llevan las mascarillas el alumnado fuera de los centros educativos. Y a los que no quieren vacunarse. Seguro que va a ser eso. La culpa siempre a otro y los centros educativos lidiando con una anormalidad que solo pueden denominar normal los que, o bien no quieren ver o bien no les interesa verlo.
En el día de ayer la lié parda por culpa de la falta de contrastar noticias que tenemos, aumentada esa falta de contrastar por la velocidad de lo que se dice en las redes sociales y la facilidad en que se difundan ciertas cosas. Un partido político de “izquierdas”, Més, que está en el gobierno con el PSOE y Podemos, realizó una enmienda en la nueva Ley de Educación de Baleares en la que se está trabajando, para eliminar los exámenes basados en el memorizar. De forma irónica escribí un post cambiando Comunidad Autónoma y partido político del que emanaba la propuesta para asignarle esa enmienda, en sentido de prohibir el Aprendizaje Basado en Proyectos (ABP) a VOX y aceptado por el PP en la Comunidad de Madrid. Puse el enlace de la noticia principal pero a cientos (docentes incluidos) se creyeron la noticia. Incluso llegó a mi WhatsApp. La falta de contrastar noticias, más si somos docentes, es algo que no deberíamos permitirnos. Eso sí, reconozco que a todos nos pasa tragarnos algo que no es cierto. Mi crítica iba a la necesidad de que los políticos no intervinieran en cómo se dan o no las clases porque, al final, es el alumnado el que indica cómo debe dar clase un docente o no. Y hay cosas que funcionan en un grupo y otras no. Es que es algo de cajón. Y, por eso tuve que escribir un segundo post en el que expliqué esa intención del post. Pero bueno, todos sabemos que se difunde más un “fake” que las aclaraciones y/o rectificaciones. Es que ni poniendo en la etiqueta “fake”. Todavía me sigo sorprendiendo. Así que entiendo perfectamente que, si hay docentes que se tragan estas cosas sabiendo de educación, es muy fácil que nos traguemos ciertos discursos de cosas que se escapan de nuestro conocimiento directo. Incluso, yendo más allá y como los ejemplos que puse, hay gente que todavía es capaz de decir que la luz está al mismo precio que la luz en 2018, que los ordenadores se martillean solos o que J.Martí, el que escribe en XarxaTIC, no es Jordi Martí.
El próximo boletín el lunes 24 de enero…

Decálogo para la transformación educativa
Identificación del estado de salud del alumnado en los centros educativos de la Comunidad Valenciana
Más allá de la Wikipedia, del gurú o del artículo amarillista
Esta semana de vuelta a las aulas NO está siendo muy normal
En los centros educativos NO HAY VIRUS
Se elimina el ABP de las aulas madrileñas, a propuesta de VOX
No puedo creer que tenga que escribir este post
¿Te ha gustado? No
La tiza 2.0
La tiza 2.0 @xarxatic

Boletín semanal con las entradas de XarxaTIC

Para cancelar tu suscripción, haz clic aquí.
Si te han remitido este boletín y te ha gustado, puedes suscribirte aquí.
Created with Revue by Twitter.