Ver perfil

☝️"Yo empecé esto": el fundador no reconocido de Twitter

☝️"Yo empecé esto": el fundador no reconocido de Twitter
Por Víctor Millán • Publicación #4 • Visualizar online
O cómo muchas veces tras grandes historias de éxito hay mucha gente sin reconocimiento.
Tiempo de lectura 10’⏳ (¡Pero hay versión resumida!)
Esta semana ha sido noticia que Elon Musk se ha convertido en el máximo accionista de Twitter, red social que es la única que uso y que se ha convertido desde hace años en un altavoz de la actualidad y las opiniones de muchos. Se puede decir que Twitter ha tenido mejores y peores épocas pero también que es, simplemente, Twitter.
La llegada de Musk ha traído muchos comentarios, pero a mí me ha llevado a recordar una vez en la que investigué a fondo la historia de la compañía y entre Jack Dorsey y los otros grandes involucrados en su fundación encontré un nombre y pensé… Un momento, ¿quién es este tío?
Hola y muchas gracias por recibirme en tu buzón👋. Soy Víctor Millán, y esto que estás leyendo es Tierra B, una newsletter en la que miramos la cara B de las cosas para entender mejor el mundo. Si te han reenviado este correo o te ha llegado por cualquier vía, puedes ver de qué va esto aquí y si te gusta, suscribirte aquí.
Esta edición va sobre los nombres que se pierden y nunca son citados en cualquier historia de éxito o gran contribución. Un tema que creo que será recurrente por aquí: esas personas que se quedan en la cara B, la que nadie ve.
Y esta edición va también sobre altruismo frente a filantropía, ya lo verás. Además, en el final de este envío, te cuento una pequeña intrahistoria y de qué irá la siguiente news (seguramente).
Pero vamos a la miga porque en concreto hoy hablamos de que, en Twitter, ese nombre no reconocido es el de Noah Glass.
Vamos a conocerlo.
En pocas palabras (TL;DR)
  • En torno a la creación de Twitter hay 4 personas: Evan Williams, quien venía de triunfar, su socio directo Biz Stone, el inspirador y futuro CEO Jack Dorsey y Noah Glass, ex empleado de Macromedia.
  • Las idas y venidas de la fundación de Twitter están llenas de rumores.
  • Glass fue quien le puso el nombre a Twitter e impulsó aparentemente más junto con Dorsey su puesta en marcha en los momentos iniciales.
  • Pero Glass salió de Twitter en 2006, poco después de lanzarse Twitter al mundo.
  • Su cuenta de Twitter, sin actualizar desde 2013, tiene un mensaje en su bio en el que se puede leer “I started this” (Yo empecé esto).
  • ¿Pensabas que quién le puso el nombre a una de las redes sociales con más impacto estaría hoy nadando en el dinero que le dejaron sus acciones? Pues parece que no. Hoy no se sabe apenas nada de él.
Si quieres saber más, aquí te cuento la historia de Noah Glass y la intrahistoria de la fundación de Twitter.👇

La historia de Noah Glass, el otro fundador de Twitter
Estos días que Twitter ha vuelto al candelero he podido recordar lo entretenida pero también cruel que fue la historia de su fundación.
Créeme si te digo que la historia de Twitter da para hilo. Y también para serie. Ya en 2010, The New York Times entrevistaba a Ev Williams, el veterano del grupo de cofundadores, que contaba que “la historia de la fundación de Twitter cambia según a quién de nosotros nos preguntes”.
Twitter fue puesto en marcha en marzo de 2006 desde las cenizas de una startup anterior llamada Odeo, que quería ser la plataforma de referencia del podcasting. Quizá en Odeo fueron demasiado optimistas con respecto a los podcast en los 2000, pero, sobre todo, lo que les pasó por encima es que Apple introdujo los podcast en iTunes… gua, gua, gua, guaaaaa.
Vamos a hacer un parón para presentar a quiénes estaban involucrados en Odeo y se considerarían después los 4 fundadores Twitter, porque tiene su miga:
  • Evan (Ev) Williams: quien venía de vender a Google la plataformas de blogs Blogger, que seguro que conoces, y tras trabajar en la empresa del buscador con mucho dinero en el bolsillo por su venta, se propuso salir. Hoy es el fundador de Medium.
  • Biz Stone: programador que trabajaba con Williams en Google, ya entonces con un alto cargo, y que Williams reclutó. Salió de Twitter -aunque hace poco regresó- y por el camino fundó Jelly, que vendería a Pinterest. Además, ha invertido en Slack, Square (de Dorsey) o Beyond Meat.
  • Jack Dorsey: el más conocido y la persona que hasta hace nada ostentaba el cargo de CEO.
[Interludio no solicitado]
Confieso que siento una mezcla de admiración y pampurria por Dorsey (aquí el significado de pampurria, un localismo de mi zona de origen que no tienes por qué conocer). Es un tipo que me inspira pero que también me da la impresión de que se ha pasado de rosca, quizá como le pasó también a Steve Jobs, con el que le compararon en más de una ocasión.
Hay varias historias en torno a cómo Dorsey llegó a Odeo y Twitter. Según Williams, encontró a Dorsey en una cafetería escribiendo código bastante básico. Al reconocer a la pequeña celebridad de Silicon Valley y con ganas de encontrar una línea de trabajo más interesante, Dorsey le preguntó por su correo electrónico a Williams y le envió su currículum. Unas cuantas idas y venidas y una entrevista después, Dorsey pasó a formar parte del equipo de Odeo.
[Fin del interludio]
  • Y Noah Glass: No confundir con un tipo que ahora es CEO de una plataforma de digitalización de restaurantes. Noah fue la persona que después el resto de cofundadores reconocerían que puso el nombre de Twitter (gorjeo) al proyecto y quien más la impulsó en su fase inicial junto con Dorsey, quien parece que sí que dio la idea primigenia.
Quién es (o fue) Noah Glass
Una de las pocas imágenes de Glass tras su salida de Twitter (vía Insider)
Una de las pocas imágenes de Glass tras su salida de Twitter (vía Insider)
Glass venía de trabajar en Industrial Light and Magic como programador, la empresa de George Lucas de efectos especiales. Después, lo haría en Macromedia (la empresa tras Flash) y luego intentaría llevar adelante su idea: una especie de blogs de audio a la que llamó AudBlog.
Al parecer, era vecino de Evan Williams, y le propuso llevar adelante su idea con su músculo financiero. De ahí nació Odeo que, al ver cómo Apple lanzaba sus podcast, intentaron reconducir.
En varios libros, reportajes y entrevistas con los fundadores sobre los inicios de Twitter se dice que Ev Williams, al ver la tragedia, pidió a todo el equipo que aprovecharan los últimos meses de financiación para pensar en posibles nuevas ideas de negocio.
Ahí es donde supuestamente Dorsey pensó en la idea de ‘status’, extraída de las plataformas de live-blogging cuando un usuario avisaba de que estaban ausentes o qué andaban haciendo. Algo de lo que surgió la idea germinal de Twitter.
Dorsey se la explicó a Glass, que defendió la idea ante Williams con fuerza. Finalmente, se apostó por esa idea. Estamos alrededor de 2005. Dorsey no conseguía acertar con la programación inicial, así que se contrató a un programador externo llamado Florian Webber, y del que tampoco se sabe nada años después. En la patente técnica de Twitter aparecen Dorsey y Stone, no Glass ni mucho menos Webber.
Glass, encantado con la idea, fue el que puso el nombre de Twitter (revoloteo, gorjeo). Aunque, en principio, como es conocido, su logo era verde y su nombre era twtrr, como recogía el conocido primer tuit de @jack.
Williams, que junto con Biz Stone tenían la mayoría de acciones de Odeo, ya reformulada en Twitter, elegiría a Dorsey como primer CEO.
Noah salió de Twitter en 2006, apenas unos meses después.
“Yo empecé esto”
De izquierda a derecha: Ev Williams, Noah Glass y Biz Stone (visto en Reddit)
De izquierda a derecha: Ev Williams, Noah Glass y Biz Stone (visto en Reddit)
Podríamos pensar que la persona que llamó por primera vez a Twitter por su nombre debe estar ganando millones de dólares estos días, ¿verdad? Pues no es así.
Noah Glass (@noah, en Twitter) lleva si dar señales de vida desde 2013, dos años después de que consiguieran entrevistarlo en Business Insider. Su cuenta de Twitter, sin actualizar desde la misma fecha, tiene un mensaje en su bio en el que se puede leer “i started this” (Yo empecé esto).
Tras la publicación de ese reportaje, en el que contaba cómo fue apartado sin reconocimiento, Williams tuiteó “Es cierto que @Noah nunca recibió suficiente crédito por su papel inicial en Twitter. Además, se le ocurrió el nombre, que fue brillante”. Dorsey no hizo ningún comentario público sobre la historia, pero más tarde quiso aclarar que no tuvo ninguna participación en el despido de Glass.
Pero antes de irse, al parecer, Ev Williams designó a Glass para guiar a Dorsey en la creación de lo que sería Twitter. ¿Qué pasó entre medio? En una gran duda que el libro del analista del Times Nick Bilton, Hatching Twitter, intenta responder.
Según su investigación, se tomó la decisión de despedir a Glass después de que Dorsey amenazara con renunciar a menos que se forzara su, que al parecer estaba muy obsesionado con el proyecto.
Dorsey, entrevistado hace unos años decía lo contrario:
“No di un ultimátum. … No tenía esa influencia. Ev me preguntó: ‘¿Debemos dejar ir a Noah?’. Y yo dije: ‘No creo que pueda trabajar con él en su estado actual’”, Jack Dorsey.
En los años siguientes, Glass se quedó con acciones y una pequeña cantidad de dinero en efectivo no aclarada, pero no mucho más.
Glass dijo a Business Insider en 2011:
“Crear [Twitter], traerla al mundo. Fue una tonelada de esfuerzo y una tonelada de energía. Sí sé que sin mí, Twitter no existiría en gran medida, pero me di cuenta que la historia no iba por mí, sino por lo que estábamos construyendo”, Noah Glass.
En un lenguaje algo críptico, a mí me da la impresión de que Glass en un momento vio cómo su idea de Twitter se separaba del producto final y aquello generó una tensión insostenible.
¿Qué idea tenía? No lo sabemos y, seguramente, jamás lo sepamos.
Altruismo vs. Filantropía
Sea como fuere, puedo tomar como conclusiones propias de parte de la moraleja de esta historia unas palabras del propio Glass en su entrevista:
“Eso es algo que quiero reiterar: si buscas la historia completa, siempre hay algunas personas que han obtenido crédito [por la creación de algo], y otras que no. La realidad es que fue un esfuerzo de grupo. Siempre había mucha gente aportando ideas y no podría haberse hecho sin este grupo de personas. Ya sea que haya personas que obtengan crédito o no, eso puede ser totalmente irrelevante. Fue una colaboración. Y fue casi una colaboración que surgió por necesidad. Deseo al equipo de Twitter la mejor de las suertes y confío en que tendrán éxito para seguir desarrollando esta importante herramienta de comunicación”, Noah Glass.
Hay gente que puede aportar en muchas cosas sin esperar nada a cambio, ni siquiera un agradecimiento o reconocimiento. Es lo que se conoce como altruismo, y es diferente en muchos casos por este aspecto a la filantropía.
Dudo que el caso de Glass sea así, pero ojalá le vaya bien allá donde esté.
Puedes ver todos los enlaces y fuentes utilizados para esta edición aquí.
Y mientras en la Tierra B…
Si me llevas leyendo un tiempo puede que te preguntes “¿qué ha pasado con la sostenibilidad?”.
Esta newsletter nacía de Verde, mi boletín anterior, centrado en sostenibilidad y política climática.
La edición de hoy iba a ir de un tema sobre consumo de energía, geopolítica y cómo nos dan igual algunas cosas mientras no nos pasen cerca: el primero que encajaba en mi calendario editorial planeado con estos temas; pero al señor Musk le apeteció comprar Twitter y me hizo cambiar de rumbo, así que lo dejaremos para la edición siguiente… Eso, en caso de que no pase nada que me haga volver a cambiar.
He dedicado a preparar y escribir esta edición algo más de 3 horas, junto con recuperar las notas del libro que cito, más dos paseos con Vito, mi perro, asesor y jefe en la sombra🐕.
Si te ha gustado mucho, compártela en tus redes sociales o reenvíala a un amigo o amiga.
Nos leemos, si quieres. Y espero cualquier comentario, opinión o apunte con los brazos abiertos. Solo tienes que responder este mail. Estoy al otro lado.
Que tengas buen día.
Víctor
¿Te ha gustado?
Víctor Millán

Una newsletter para mirar la cara B de las cosas. Entiende mejor el mundo a través de historias (que pretenden ser) insólitas.

Cada 15 días, historias e ideas en la difusa intersección entre economía, tecnología, crisis climática, comportamiento humano, ética animal y ciencia-ficción con la sostenibilidad como fondo.

Si te parece un mejunje un poco raro también puede decirse que va sobre presentes insostenibles y futuros sostenibles. A largo plazo, todo es una cosa u otra.¯\_(ツ)_/¯

Para cancelar tu suscripción, haz clic aquí.
Si te han remitido este boletín y te ha gustado, puedes suscribirte aquí.
Creado con Revue por Víctor Millán.
Valencia, 46005