Teorías

Por Teo Peñarroja

Una columna dominical con la que me he propuesto bosquejar la vida a vuelapluma.

Una columna dominical con la que me he propuesto bosquejar la vida a vuelapluma.

By subscribing, you agree with Revue’s términos y condiciones de uso and política de privacidad and understand that Teorías will receive your email address.

6

Publicaciones

#6・

Que desembuchen | Teorías | Número 6

No frecuento esa clase de libros, pero faltaba una hora para la salida del tren y me entretuve en esas eclécticas baldas de una desordenada tienda de Atocha que lo mismo te vende una bufanda del Barça que un imán de sevillana que un cuaderno de sudokus. Los l…

#5・

Identidad de consorte | Teorías | Número 5

Es Viernes Santo y siete niños juegan en la calle vestidos de domingo, al balón, bajo la orgullosa mirada de su abuelo. Es extraño este sentido de familiaridad, de pronto, en esta calle de Cartagena. Considerar mis paisanos, quiero decir, a estos niños vestid…

#4・

Poética de carretera | Teorías | Número 4

Kilómetros y kilómetros de asfalto sobrecalentado ejercieron de musa para muchos artistas del siglo pasado, con especial mención a los cantantes de música country. Casi todos hemos entonado aquel himno de John Denver: «Country roads, take me home, to the plac…

#3・

El geranio y la sandwichera | Teorías | Número 3

Al geranio que me regaló Alfonso le han salido hongos. Hay una docena de hongos que pueden atacar a los geranios, y los que le han salido al mío parecen de los más benévolos: sólo afectan al suelo y se generan por una tierra demasiado húmeda. La solución es n…

#2・

Teorías | Número 2

Era el 1 de noviembre de algún año de mi infancia: mi primera imagen de la muerte. Ropa de domingo, un día primaveral y mi padre de pie delante de la tumba de los suyos. La lápida es de mármol negro y, junto a una cruz, hay grabadas dos lámparas de aceite cuy…

 
#1・

Teorías - Número 1

Mataron a David Beriain y en la facultad regalaron libros sobre Miguel Gil cuando le entregaron (a David) un premio póstumo con el nombre de otro periodista, Luka Brajnovik. Me pregunto de dónde salieron todos esos libros. Eran ejemplares de bolsillo, decenas…