Ver perfil

Aprende a soltar lo que está frenando tu desarrollo

Somos Líderes
Esta semana me he encontrado con un antiguo amigo.
Hace mucho tiempo que no lo veía y parecía otra persona. 
La última vez que nos encontramos no estaba atravesando su mejor racha. 
Te cuento. 
En la empresa en la que trabajaba hicieron un ERE. Llevaba allí 20 años, que se dice pronto. 
Después vinieron FOGASA, el paro, unas semanas bastantes grises…
Hasta que decidió montar su propia empresa de electricidad. 
Empezó haciendo pequeños trabajos como freelance y fue escalando. 
Primero contrató a un chico para que le ayudara, con el tiempo se compró una furgoneta y ahora acaba de incorporar a otra persona que le lleva la contabilidad. 
Su vida ha dado un giro de 180º.
Me dijo que está ganando dinero y viviendo una etapa de crecimiento personal alucinante. 
A veces se tiene que cerrar una puerta para que se abran muchas otras ventanas, le contesté.
Así lo creo. 
Porque somos nosotros los que elegimos cada ventana, es decir, cada oportunidad en la vida. 
Sin embargo, también creo que en el camino mucha gente se relaja.
Y cuando se relaja, a pesar de estar viviendo una situación incómoda o frustrante, empieza a excusarse diciendo que valora la vida tranquila, el trabajar de ocho a tres y ese tipo de cosas.
No sé si estás de acuerdo conmigo, pero yo cuando escucho este tipo de comentarios siento que esta gente se está perdiendo algo. 
Y bueno, cada uno puede elegir el estilo de vida que desee… 
Pero lo que sí que me parece peligroso es cuando este tipo de personas entran a juzgar las decisiones valientes que toman otros. 
Esto le sucedió a mi amigo. 
Cuando hablaba sobre su nuevo proyecto laboral, tuvo que escuchar más de una vez que «era arriesgado» y que «podía salir mal». 
Las personas grises, como he decidido llamarlas en mi último artículo, pueden ser más tóxicas de lo que en principio parece. 
La historia de mi amigo me inspiró para reflexionar sobre algo:
Muchas veces vivimos pendientes de lo que nos falta, pero rara vez nos paramos a pensar en lo que nos sobra. 
¿Estás de acuerdo? 
Yo lo veo claro. 
Y mi intención con esta newsletter es ayudarte a viajar dentro de ti para que puedas empezar a recibir lo que mereces. 
Compártela con quien consideres, porque estoy seguro de que conoces a más de una persona a la que le vendría genial aprender a soltar… 
Despedirnos para siempre de esas personas o situaciones que están frenando nuestro desarrollo es lo más liberador del mundo. 
¿No crees?
Por último, si has llegado hasta aquí sin formar aún parte de esta comunidad de líderes, no me gustaría irme sin invitarte a estar dentro, así que suscríbete gratis ahora y no te pierdas nada de lo que viene
En el equipo hemos preparado una agenda de contenidos espectacular para que puedas seguir desarrollándote como persona y como profesional a pasos agigantados. 
El miércoles que viene seguimos. 
Hasta entonces, te mando un fuerte abrazo. 
¿Te ha gustado? No
Pablo Sántxez
Pablo Sántxez @pablosantxez

Aquí hablo sobre liderazgo y crecimiento personal (a mi manera).

Puedes registrarte, o no. Tú verás.

En los últimos años, he formado a directivos de más de 25 países y actualmente dirijo un equipo con cientos de empleados, pero ante todo intento ser feliz haciendo lo que hago.

Para cancelar tu suscripción, haz clic aquí.
Si te han remitido este boletín y te ha gustado, puedes suscribirte aquí.
Created with Revue by Twitter.
Avenida Maissonave, 9, Alicante