Ver perfil

Ser socio en una firma de abogados - Pérez de la Manga. Newsletter - Publicación #8

Miguel Ángel Pérez de la Manga Falcón
Miguel Ángel Pérez de la Manga Falcón
¿Por qué nombran nuevos socios las firmas de abogados? ¿Qué implica ser socio? ¿Qué incentivos tiene una firma para repartir sus beneficios con nuevos propietarios? Tener nuevos socios en una firma de abogados es apostar por su continuidad. Veamos las razones

1. El capital no es relevante
Las firmas de abogados, como firmas de servicios profesionales, no tienen como principal aportación de sus socios un capital financiero. La principal aportación de los profesionales es su trabajo, que puede materializarse en diferentes formas.
Aunque el capital financiero - en contraposición al capital de conocimiento- no es la principal aportación, también es necesario. Pero la principal aportación sigue siendo su trabajo que se materializa en poner a disposición de la firma su conocimiento, experiencia, reputación y relaciones. Generar nuevos socios es aportar nuevos conocimientos, más experiencia y más reputación.
En definitiva, una firma de servicios profesionales es el mejor vehículo para que un profesional capitalice su capacidad de generar clientes a los que aplicar su conocimiento.
2. La propiedad se reserva a unos pocos profesionales
La propiedad de las firmas de servicios profesionales se reserva unos pocos profesionales. Esta propiedad está reservada a quienes gracias a su conocimiento, experiencia y reputación, consiguen atraer clientes a la firma.
Si las firmas tienen un número elevado de profesionales, la capacidad de generación de negocio puede ser más flexible, siempre que el partnership quiera socializar ese riesgo. En firmas más pequeñas, será más difícil. Simplificando mucho la teoría, las tres grandes características de un socio son: ser un buen técnico, gestionar bien personas y generar negocio. Como es muy difícil ser muy bueno en las tres, según el tamaño de la firma se podrá ser más flexible. Pero en mi experiencia, la carencia total en una de las características no la suple la abundancia en otra.
Y si se trata de asegurar la continuidad de la firma, la generación de negocio es vital. La forma de generar negocio ha cambiado con el tiempo. Hace décadas, ser un buen técnico aseguraba suficiente trabajo. Hoy es necesario tener otras habilidades.
Ventas en promedio por socio en el mercado español. Datos de 2020. Fuente: BlackSwan Consultoría
Ventas en promedio por socio en el mercado español. Datos de 2020. Fuente: BlackSwan Consultoría
3. Acuerdo en la cultura de firma. La socialización del riesgo
La selección de nuevos socios es crítica. Las firmas de servicios profesionales tienen una estructura muy particular. A diferencia del resto de empresas, donde propiedad, gestión y trabajadores son grupos independientes, en las firmas de servicios profesionales coinciden. De todos los profesionales, algunos, además, son socios. Y para complicarlo más, algunos, además de profesionales y socios, son gestores.
Para no equivocarse en la selección, es necesario un adecuado proceso de socialización del profesional. La promoción de profesionales que coincidan en la cultura de firma -la cultura de firma no es algo abstracto, es saber responder a la pregunta de “cómo hacemos las cosas en esta firma”- asegura que habrá pocas dificultades en la toma de decisiones, que por la naturaleza de estas sociedades es a través del consenso. la socialización será mucho más fácil en los casos de profesionales que han desarrollado de manera estable su carrera profesional en la firma.
4. Ser socio en una firma de abogados significa tener una propiedad temporal
La propiedad en una firma de abogados es temporal. El nuevos socio entra en unas condiciones y sabe lo que va a ocurrir hasta que deja de ser socio. No puede disponer de esa propiedad, porque la aportación principal no es un capital fungible que pueda sustituirse, es un capital de conocimiento que debe sustituirse en el momento adecuado por consenso de los socios.
5. La propiedad de no profesionales
Con todo lo expuesto, ¿cómo encajan los socios no profesionales? En estas estructuras, que en ocasiones coinciden con las llamadas “firmas alternativas” o ALSP, la propiedad está en manos de socios no profesionales. ¿Por qué iba a renunciar un profesional a la propiedad y a capitalizar al máximo su conocimiento?
Existen nuevos servicios donde la generación de negocio puede realizarse sin la intervención de socios. Son servicios donde la calidad de los procesos es más relevante que la complejidad técnica. En estos casos, existe un mercado que este tipo de firmas puede atender.
Para el resto de casos, acceder a la propiedad de una firma de abogados es la mejor forma de proteger unos activos que ha costado mucho tiempo y esfuerzo generar.
Más información y artículos en la web de BlacSwan Consultoría
Más información sobre el autor en LinkedIn
¿Te ha gustado? No
Miguel Ángel Pérez de la Manga Falcón
Miguel Ángel Pérez de la Manga Falcón @perezdelamanga

Asesor de firmas de abogados en Black Swan Consultoría. Abogado. Prof. Asoc. de Management en UNAV, PDG por el IESE Business School. https://t.co/xAZqZE0zzs

Para cancelar tu suscripción, haz clic aquí.
Si te han remitido este boletín y te ha gustado, puedes suscribirte aquí.
Created with Revue by Twitter.
Paseo de la Castellana 43. 28046 Madrid