Ver perfil

El Ombligo del Ocio #47

El Ombligo del Ocio
El Ombligo del Ocio #47
Por Pelayo Santos • Publicación #47 • Visualizar online
Me gusta escribir cartas, correos electrónicos y similares. 
Sin buscarlo, terminé recorriendo los pasillos de Slowly, una red social para amigos por correspondencia, con el objetivo de practicar mis lenguas extranjeras, aunque principalmente escribo en español, inglés y portugués —ya caerán más—. 
Por azar me topé con un ejercicio de escritura en un artículo. Si bien no es novedad —ya me lo habían sugerido en otras ocasiones—, esta vez la sugerencia me vendió muy bien la idea, así que lo anoté en mi infinita lista de pendientes. Hoy, cuando escribo esto, ha sido particularmente un día laboralmente complejo, por decir lo menos, en el cual mi cabecita no me da tregua cuestionando a granel.
—¿Qué pinche necesidad de estar aguantando?
Todo se reduce al miedo. Simple, patético y desabrido miedo. En esa convergencia de situaciones y emociones, regresé a rescatar lo anotado en mi lista y acepté la sugerencia del escritor: me escribí un correo electrónico a mi yo del futuro. Lo programé para que dentro de un año me lea y coteje a mí mismo. 
—“Mi mí mismo del futuro”, —leeré en el estúpido encabezado cuando me llegue el correo. 
No fue un correo fácil de escribir, ya que describo con fina crudeza la realidad laboral que me rodea y cuestiono qué es lo que me tiene amarrado al pan duro pero seguro. Esa red de seguridad que se siente más como bola y grillete amarrado al tobillo mientras desciendo con singular alegría al fondo de un estanque de aguas negras. 
*Glu. Glu. Glu.
También repasé las metas que me establecí para este 2022, en una mezcla de coquetos propósitos de año nuevo y tienes-que-terminar-estos-proyectos, ¡carajo!
El ejercicio garantiza que olvidaré el correo. Sí lo creo. Lo que no debo olvidar es el trabajo que debo concretar este año para, dentro de un año, no leerme en las mismas malditas circunstancias. 
—Más te vale, —me auto-amenazo.
Me causa/causo gracia. De esa que sabe más a café con risa incómoda, que a arrojar agua por la nariz por las carcajadas. También me resulta curioso cómo empiezo las primeras líneas de esta reflexión con un tejido en mente y termino con una bola de estambre toda mal enredada. Por lo que el tema que iba de la mano de este, tendrá que esperar hasta la próxima entrega. 
Dentro de un año retomo ésta. Sin albur. 
Todos los derechos reservados © 2022 - Juan Carlos Pelayo Santos

El Ombligo del Ocio es una publicación gratuita.
Vivimos en alternancia con un mundo digital controlado por algoritmos. Nos guste o no. Tú, lector, puedes ayudarme a caerle mejor a esos tipejos algorítmicos. La manera más sencilla de apoyarme es reaccionando al boletín 👍👎
Tanto los Me Gusta, como los no, le indican a los algoritmos que hay un humano detrás del destinatario. También puedes compartir en redes y suscribirte —si aún no lo has hecho—. Toda ayuda se agradece, así podré llegar a más incautos lectores. En la sección Óbolo encontrarás otras maneras para contribuir a mi causa. 💸
Amantsi ⏳
Amantsi = “ahorita” en náhuatl. Ahorita: lapso de tiempo que puede durar desde un segundo hasta cien años —o nunca—. Mi sección de Actualidad 👇
Este cartón es de hace tres años y está más vigente que nunca. Tristeza y coraje. [las focas aplauden]
Este cartón es de hace tres años y está más vigente que nunca. Tristeza y coraje. [las focas aplauden]
Tacos de Lengua 👅
La Pirámide
Por alguna razón —me ha pasado— surge en alguna plática una palabra o frase que en cierta lengua es más larga, compleja o “sin sentido” cuando es comparada con la lengua materna —en mi caso el español— y descartada u objeto de burla. Recuerdo ejemplos simples como saludos: “Hola” en ruso es “Здравствуйте” (zdravstvuytye) —¡Pero que ganas de complicarse la existencia, rusos!—. Las fechas o números podrían ser otro ejemplo; cosas por el estilo. La lista es interminable.
Sin embargo ignoramos el origen de palabras “propias” que en realidad carecen de elegancia, trasfondo filosófico o “seriedad”. Escuchando un podcast aprendí de dónde viene la palabra pirámide; esa impresionante estructura creada misteriosamente —no hay nada de misterioso, eran muy chingones albañiles— por los egipcios y replicada, más misteriosamente, por sur y mesoamérica.
Por lo tanto, deduzco que la palabra que hoy nos ocupa viene del Egipto antiguo.
—¡Ni madres!
No te sientas mal, pasé por lo mismo.
Imhotep fue el primer faraón al que le dio por construir su triángulo gigante. Los egipcios no conocían la palabra “pirámide”, ellos le llamaron a este tipo de monumentos: “Mía”. Este primero ordenado por Imhotep era conocido por estar formado por seis capas o pisos estibados como un pastel de bodas. 
Fue hasta que llegaron los griegos invasores, dos mil años después de Imhotep, quienes también vieron el parecido, acuñando el término “pirámide”, basados en su propia palabra para “pastel”. Muy ingeniosos y simpáticos los muchachitos. 
—Ay, el origen e historia de las palabras es genial.
O sea que para los “antiguos” griegos las pirámides ya eran antiguas.
Como dato cultural para cerrar —porque ya me extendí más de lo planeado— la civilización egipcia fue tan extensa en la línea de tiempo, que la muerte de Cleopatra está más cerca de la construcción del rascacielos Empire State en Nueva York, que de la finalización de la construcción de la primera pirámide de Imhotep.
—¿A poco no está chingón saber cositas que no sirven para nada?
¡De nada!
I-MHO-TEP 🧟‍♂️
I-MHO-TEP 🧟‍♂️
Lee 📖
¿Y si Neil Armstrong era de Jalisco? 😳👇
¡Debes verlo! 👀
Un poco tarde, pero ¡BUENÍSIMO CUENTO NAVIDEÑO! 👇
Tío Borracho Cuenta la Navidad
Tío Borracho Cuenta la Navidad
Escucha 👂
Europe - The Final Countdown. Interpretado por 220 músicos.
Europe - The Final Countdown. Interpretado por 220 músicos.
Añejado 🍷
En algún lugar de Tayikistán, Don Lenín vive… bueno, su cabezota. 👇
Sabes que lo quieres —Yo lo quiero— 💸
Lámpara flotante 😍
Lámpara flotante 😍
Óbolo 🙏
👉Está en ti evitar que abra mi OnlyFans y me desnude ante una cámara o que me ponga a bailar en TikTok 🤭
Nada es gratis en esta vida. Todo trabajo requiere inversión de —al menos— tiempo por lo que merece remuneración. Así que esta es la parte donde pagas tu entrada. La manera más fácil y barata es con tu suscripción y, si lo consideras, reaccionando 👍👎 y compartiendo mi trabajo o invitar a otros que se suscriban para poder llegar a más lectores.
También, si está dentro de tus posibilidades, puedes apoyarme donando en un tipo de Paga lo que quieras o Tú pones el precio:
Puedes hacerlo a través de transferencia con mi Clabe Banamex 002040902005089975 (o vía PayPal), donde puedes apoyarme desde un dólar hasta un par de millones de euros.
Agradezco muchísimo a quienes han apoyado económicamente la causa 🥺🙏. Su apoyo, aunque monetario, es realmente invaluable y motivador.
También aprecio sus respuestas a este correo electrónico con comentarios, sugerencias, preguntas, correcciones, recetas, mentadas, invitaciones o colaboraciones.
Si te gustó, reenvíalo a tus amigos. Si no, a tus enemigos. ¡Que sufran los desgraciados! 😉
Victor Hugo present: Les Misérables 🗳️
EL MONÓLOGO
EL MONÓLOGO
UdQ: Mariana Rodríguez
UdQ: Mariana Rodríguez
Terapia Intensiva 31/01/2022
Terapia Intensiva 31/01/2022
La prensa en México 😕
La prensa en México 😕
Nos leemos en el #48 el 16 de febrero 🤗
¿Te ha gustado?
Pelayo Santos

Boletín digital estilo fanzine 📰
Escritura creativa, lenguas, promoción de lectura, humor y ocio 😎

Para cancelar tu suscripción, haz clic aquí.
Si te han remitido este boletín y te ha gustado, puedes suscribirte aquí.
Creado con Revue por Pelayo Santos.