Ver perfil

Newsletter "casi" diaria de mercados financieros

2019, 3 de enero Para meditar hoy... "Hay algunas cosas que el dinero no puede comprar, pero en nuest
Newsletter "casi" diaria de mercados financieros
Por Juan Ignacio Crespo • Publicación #152 • Visualizar online
2019, 3 de enero
Para meditar hoy…
Hay algunas cosas que el dinero no puede comprar, pero en nuestros días no son muchas” 
Michael Sandel (1953)

Así se cruzaba a las 08:15h el dólar contra:
Euro: 1,1373$/€ (+0,27%)
Yen: 107,44 ¥/$ (-1,29%)
Yuan: 6,8869 Yuan/$ (+0,11%)
Algunos indicadores de interés
Índice Dow Jones Industrial: 23.346 (+0,08%)
Nikkei 225: 20.382 (Festivo) 
SSEC (Shanghái): 2.464 (-0,04%)
VIX: 23,22 (-8,65%)
Índice Báltico Seco: 1.1282 (+0,87%)
i Traxx Crossover 5 años: 362 (+8)
Prima riesgo deuda pública España: 124 p.b. (-)
Llamativo hoy
  • El inicio de 2019 en los mercados recuerda el caótico comienzo de 2016 que se inauguró con la segunda devaluación del yuan en menos de cinco meses y una fuerte inestabilidad en las Bolsas.
  • Ayer esa inestabilidad se reflejó en la caída de más del 3% de la Bolsa de Hong Kong y en los amplios altibajos de las Bolsas europeas y de EEUU, además de lo que viene a continuación.
  • Esta noche pasada se produjo un “flash-crash” o “crac súbito” en la cotización de varias monedas. Así, la cotización del yen frente al dólar pasó en pocos minutos de 109 a 104,87 yenes/dólar (-3,8%). Algo parecido le ha pasado también a la cotización del dólar australiano contra el yen y a la de la libra esterlina o al yuan renminbi frente al dólar. No hay buena explicación del porqué, aunque se relaciona con la caída del 8% en la cotización de APPLE (“post hoc, ergo propter hoc”).
  • El brusco cambio de rumbo del precio del petróleo Brent ayer que pasó en dos minutos de perder un 2,40% frente al cierre del día anterior a ganar un 3,77% (cerró finalmente con una ganancia de apenas el 2%). La oscilación durante el día estuvo, pues, entre 52,52 y 56,56 dólares por barril. No hay una buena explicación sobre lo ocurrido, solo una confusa historia sobre las pérdidas del operador chino de petróleo Unipec (filial de la empresa pública refinera Sinopec).
  • Los PMIs manufactureros de China (49,7), la Eurozona (51,4) y EEUU (53,8) mostraron una gran flojera en diciembre, confirmando la impresión de que se está produciendo una desaceleración económica global.
  • El BCE ha intervenido y nombrado administradores para la Banca Carige en Italia. Se ha suspendido también la cotización de sus acciones. El impacto negativo sobre la cotización del euro no se hizo esperar.
  • La rentabilidad de la deuda pública de EEUU a diez años está en 2,63% y la de Italia para el mismo plazo en 2,70% ( prima de riesgo, 254 puntos básicos).

Las Bolsas en una encrucijada
Resumen: En la última Newsletter de 2018 (día 20 de diciembre) decíamos que al índice S&P 500 de la Bolsa de EEUU le quedaba un 7% de caída. Pues bien, esa caída se produjo en algunos de los últimos días del año con lo que completó las pérdidas que esperábamos de un 20% en total. Después se produjo una recuperación de un 6,5% que también era de esperar visto el rumbo de la línea roja del gráfico que veníamos siguiendo desde el mes de septiembre y que puede verse actualizado más abajo. Ahora, tras ese repunte debería imponerse una nueva caída de alrededor del 4,5% y después…
Después las Bolsas tienen que decidir si se inclinan por una recuperación total, entre altibajos, de lo perdido o si, tras un repunte mayor que el mencionado, inician una nueva caída que les lleve a perder cerca del 30% en total. Esa es la encrucijada a la que se refiere el encabezamiento de este comentario. O dicho de manera muy simple: deben decidir si se van a seguir comportando como en 1990-1991 o tomarán el rumbo de 1980-1982.
Lo que sigue, que es más farragoso, es la explicación del por qué de la encrucijada.
Se inicia 2019 y estamos en el momento de hacer predicciones para el año. Empezando por las Bolsas, que son los mercados que crean opinión y a los que se atribuía popularmente en el pasado la capacidad de provocar el enriquecimiento fabuloso o la ruina (hoy, en cambio, el “capitalismo popular” ya tiene a todo el mundo curado de espanto).
El índice S&P 500 terminó el año 2018 con una caída del 6,23% frente al cierre del año anterior. El gráfico inferior es la actualización del que hemos estado siguiendo desde septiembre de 2018. En él la línea roja representa la evolución del S&P 500 desde hace algo más de un año comparada con la que tuvo entre finales de 1989 y 1990 (línea azul). El parecido entre la evolución en uno y otro período parece increíble y eso nos ha servido, desde hace cuatro meses, para predecir que la Bolsa de EEUU caería con fuerza, hasta un total aproximado de un 20% (desde el máximo de finales de septiembre). Tras esa caída del 20% se adivinaba una recuperación o rebote de un 6,5% que ya se ha producido en los días en torno a la Navidad también. Tras eso habría de venir una nueva caída del índice del 4,6%.
Hasta ahora parece que todo va correctamente, según lo previsto. ¿Se detendrá la caída del índice en esa pérdida máxima del 20% y continuará, con altibajos, la recuperación, tal y como indica el gráfico o, tras el rebote que se ha producido, continuará la caída?
El gráfico, tal y como se ve, ha sido un guía estupendo hasta ahora. Sin embargo, casi todas las caídas de Bolsa tienen un perfil parecido: una fuerte caída inicial, un rebote de mayor o menor entidad y después… a veces se continuaba con la caída y, a veces, como en 1990, “that’s all folks” (“se acabó lo que se daba”) el índice iniciaba una recuperación que solo se podía explicar después de los acontecimientos.
Mirando en el pasado, la caída de Bolsa desde el máximo al mínimo de 2018 (-19,75%), se podría asemejar (además de al -19,91% de la de 1990) al inicio de las caídas de mayor amplitud de otros años muy significados: 1980-1982 (-19,75%); 2000-2001 (-16,8%); 2007-2008 (-18,64%) e, incluso, en un gráfico de muy largo plazo, a la caída de 1987. Por no hablar de otras caídas menos recordadas, como la de 1957-1958 (-19,4%), 1960 (-15%) u otras en que el parecido del gráfico es algo menor, como la inicial de 1973-1974 (-18,6%).
Se podría parafrasear a Leon Tolstoi, al inicio de su “Ana Karenina”, diciendo que todos los inicios de las caída de las Bolsas son iguales pero, tras el primer rebote importante, cada cual continúa a su manera.
¿Qué es lo que hace especial a esta caída de Bolsa de 2018 y qué es lo que puede dar una pista sobre qué es lo que va a hacer a continuación? Y también: ¿irá acompañada de una recesión o no?
Hay dos pistas esenciales (salvo que una revisión muy drástica de los datos recientes a la baja por parte del Departamento de Comercio de EEUU lo desbarate todo): 1) la caída se ha producido con un crecimiento fuerte del PIB de EEUU, y 2) en medio de beneficios empresariales récord. De todas las caídas citadas de Bolsa, tanto si tenían una recesión asociada (1957, 1960, 1970, 1974, 1980, 1982, 1990, 2000, 2008) como si no (1963, 1987) solo en 1982 y 1987 se daba la circunstancia de que se llegara a las caídas importantes de Bolsa con un acompañamiento de crecimiento económico y de beneficios empresariales al alza.
De modo que a fecha de hoy, la disyuntiva se plantea entre si: a) continuará el parecido con 1990, con lo que lo peor habría pasado ya; 2) tras el rebote, continuará la caída hasta completar un -27%, como en 1982, o -33% como en 1987, y 3) una eventual revisión futura a la baja de los datos de crecimiento del PIB y de los beneficios hará que todo sea mucho más grave y se vaya a caídas mucho más abultadas.
Por ahora, hay que atenerse a lo previsto: 1990 es la comparación que está en el borde de ser confirmada o descartada, a pesar de que cuando llegó la recesión ese año tanto el crecimiento económico como los beneficios empresariales ya estaban en retirada, cosa que, aparentemente no ha sucedido en 2018, por mucho que el perfil de las caídas de Bolsa en ambos casos sea casi idéntico.
Si se descartara, nos iríamos a trabajar con la siguiente alternativa más probable: 1982, con una expectativa de caída adicional hasta completar un total de -27%. En ese caso el rebote actual debería de llegar previamente a ser del 12%, antes de continuar la caída.
¿Con o sin recesión? Habrá un capítulo próximamente dedicado a eso…  

Descargo de responsabilidad
Éste es un comentario sobre la economía y los mercados y no da recomendaciones ni de compra ni de venta de ningún tipo de activo. Información y opinión, pero no asesoramiento ni recomendación. Cada inversor debe realizar su propio análisis y/o contratar con terceros el asesoramiento financiero profesional que crea conveniente.

Bolsa en 2018: marcando el paso con 1990
Artículos y vídeos recomendados
How Trump Got Bad at Twitter - POLITICO Magazine
2019: It Is Going To Be Much Worse Than You Think… – End Of The American Dream
Más información de mercados
Business & Financial News, U.S & International Breaking News  | Reuters
Investing.com Español - Finanzas, Forex y Bolsa de Valores
¿Te ha gustado?
Juan Ignacio Crespo

Newsletter of juanignaciocrespo

Si no deseas recibir más esta newsletter, por favor, date de baja aquí.
Si te han remitido esta newsletter y te ha gustado, puedes suscribirte aquí.
Creado con Revue por Juan Ignacio Crespo.