Ver perfil

Newsletter "casi" diaria de mercados financieros

2018, 6 de julio Para meditar hoy... "Añada la fe lo que falta al defecto de los sentidos"... o ..."P
Newsletter "casi" diaria de mercados financieros
Por Juan Ignacio Crespo • Publicación #64 • Visualizar online
2018, 6 de julio
Para meditar hoy…
“Añada la fe lo que falta al defecto de los sentidos”… o …“Praestes fides suplementum, sensuum defectui”
                   Tomás de Aquino (1225-1274)

Así se cruzaba a las 08:15h el dólar contra:
Euro: 1,1709 $/€ (+0,16%)
Yen: 110,69 ¥/$ (+0,03%)
Yuan: 6,6621 Yuan/$ (+0,06%)
Algunos indicadores de interés
Índice Dow Jones Industrial: 24.356 (+0,75%)
Nikkei 225:  21.801 (+1,18%)
SSEC (Shanghái): 2.753 (+0,71%)
VIX: 14,97% (-7,25%)
Índice Báltico Seco: 1.612 (+2,87%)
i Traxx Crossover 5 años: 312 (-4)
Prima riesgo deuda pública España: 104 p.b. (-)
Llamativo hoy
- Se han recuperado las Bolsas en Asia-Pacífico a pesar de que hoy entran en vigor los aranceles que Donald Trump ha impuesto a la importación de más de 800 productos chinos por valor de 34.000 millones de dólares. 
-  Vuelve a caer la cotización del yuan frente al dólar, aunque todavía está por encima de su nivel de cierre del lunes de esta semana.

Segunda ronda de ¿Qué está tramando Trump?
Y ya para terminar la semana… siguiendo con el ejercicio de política ficción del martes pasado, volvamos a intentar indagar en cuales podrían ser las intenciones de Trump respecto a la cotización del dólar.
El martes hablábamos de una hipótesis basada en un imaginado futuro anuncio de devaluación del dólar que podría ejecutarse así: el Banco de la Reserva Federal o el Tesoro de EEUU comprará, hasta nueva orden, oro a 1.500 dólares la onza (hoy está cotizando a 1.258 $/onza).
Inmediatamente después, buena parte de quienes hubieran comprado oro por debajo de ese precio (como el Fondo Multiciclos Global Renta 4) y estuvieran impacientes por materializar las plusvalías tácitas, acudirían a la llamada y le venderían oro a los bancos que tuvieran el encargo de la Reserva Federal o del Tesoro de EEUU de comprarlo. EEUU se haría así en poco tiempo con una ingente cantidad de oro que guardar en Fort Knox o dondequiera que se le ocurriera.
De esa forma habría entrado en la lógica de algunos países rivales política y militarmente como son China y Rusia que, durante años, han estado comprando oro sin prisas, pero sin pausas: China contaba en el año 2000 con solo 395 toneladas de oro en sus reservas y ahora tiene 1.843 toneladas; Rusia contaba en el 2000 con 343 y ahora tiene 1.910 toneladas; la posición de EEUU apenas ha cambiado desde 2005: 8.134 toneladas (en realidad no ha cambiado significativamente desde 1980; ver gráfico)
Y es que sería un poco raro que, en la lógica de Donald Trump del “América Primero!”, y en un ámbito de confrontación por la hegemonía tecnológica y militar de las próximas décadas, sobre todo frente a China, EEUU no estuviera pensando en la acumulación de reservas de oro que, por si acaso, un país siempre debe tener y que, en el caso de EEUU, de aumentar, podría alcanzar las proporciones fabulosas (véase el gráfico) que tuvo en la década de los 1950s. ¡Eso sí que era hegemonía!.
La lógica del “America First!” lleva a pensar en los 37 años de la máxima hegemonía económica, política y militar de EEUU. Son los  que van de 1933 (en que F. D. Roosevelt sacó al dólar del patrón oro para en 1934 devaluarlo haciendo que su valor pasara de 20,67 a 35 dólares por onza) a 1971-1973 en que, tras el deterioro de las cuentas públicas provocado por la Guerra de Vietnam, el Presidente Richard Nixon, como fin de etapa, se vio forzado a imponer aranceles, devaluar el dólar, dejarlo flotar libremente en los mercados de cambio y acabar con el Acuerdo de Bretton Woods que, si bien no restablecía el patrón-oro original, adoptaba un sistema parecido en el que el lugar que había ocupado la libra esterlina pasaba a desempeñarlo el dólar, que sería la única moneda convertible en oro a partir de entonces.
A aquellos 40 años de hegemonía indiscutida le han sucedido otros 44 más en que la hegemonía económica ha sido desafiada sucesivamente por Alemania y Japón (dentro de un orden) y la económica y militar, las dos a la vez, por China.
En la mente de Trump debe andar rondando esta idea: si los años de grandeza máxima e indiscutida de EEUU fueron los del patrón-oro-dólar, ¿como podríamos volver a ellos? “Si lo hizo Roosevelt, ¿por qué no yo…?“
El hecho de que le esté dando tanta importancia al establecimiento de aranceles y tan poca al suave vaivén de monedas que se deprecian para ganar competitividad (es decir, a una depreciación del dólar) hace pensar que algo trama. Y algo, a su manera, que sea extraordinariamente desconcertante…
Insisto: esto es pura especulación y hablar por hablar, hoy, viernes 6 de julio de 2018, que será recordado por la entrada en vigor de los aranceles aplicables a los productos chinos de importación… Una fecha así exigía elucubrar tirando por elevación…
El gran lío que está provocando Trump entre los aliados tradicionales de EEUU y el desconcierto tanto entre ellos como entre sus rivales Rusia y China, lleva a hacerse la pregunta de si no estará Trump pensando en pegar un volantazo que le convierta en un hito histórico, como Roosevelt o Nixon, y termine ejecutando una devaluación del dólar, como ellos, para abrir una etapa en la que el dólar vuelva a ser el eje sobre el que giran las finanzas internacionales en mucha mayor medida de lo que ya lo hacen ahora. Una vuelta, probablemente descafeinada, al patrón oro-dólar en que sustentar una nueva etapa hegemónica de los EEUU. Hasta que dentro de 30 ó 40 años haya un nuevo Jacques Rueff y un nuevo General De Gaulle, probablemente con nombres chinos, que vuelvan a plantear que quieren cambiar sus dólares por oro. Mientras tanto, la resolución de los problemas de financiación que le crea a EEUU su elevado déficit fiscal serían un gran desafío para Trump y sus sucesores, más difícil aún en un ambiente de “patrón-oro-dólar”. Algo que probablemente generaría un caos parecido al que provocó Nixon en los 1970s, justamente con la medida contraria.
Nota Bene: el chartismo histórico no avisa de nada que se parezca a lo descrito más arriba. Solo apunta a la depreciación del dólar y a una subida del precio del oro que aún no está claro si se limitará a repuntes fuertes de vez en cuando, con posteriores caídas, o a una subida sostenida.  Ainsi-soit-il
 
Descargo de responsabilidad
Este es un comentario sobre la economía y los mercados y no da recomendaciones ni de compra ni de venta de ningún tipo de activo. Información y opinión, pero no asesoramiento ni recomendación. Cada inversor debe realizar su propio análisis y/o contratar con terceros el asesoramiento financiero profesional que crea conveniente.

Reservas de oro de EEUU: cayeron un 57% entre 1950 y 1973
Artículos y vídeos recomendados
Japan’s China Deals Are Pure Pragmatism – Foreign Policy

        Looming Dollar Shortage Getting Worse As Emerging Markets Implode - Palisade Research
Google’s artificial intelligence ethics won't curb war by algorithm | WIRED UK
Más información de mercados
Business & Financial News, U.S & International Breaking News  | Reuters
Investing.com Español - Finanzas, Forex y Bolsa de Valores
¿Te ha gustado?
Juan Ignacio Crespo

Newsletter of juanignaciocrespo

Si no deseas recibir más esta newsletter, por favor, date de baja aquí.
Si te han remitido esta newsletter y te ha gustado, puedes suscribirte aquí.
Creado con Revue por Juan Ignacio Crespo.