Ver perfil

⚡ El mundo en 10 segundos

⚡ El mundo en 10 segundos
Por Matías Baldo • Publicación #18 • Visualizar online

Aunque no competirá, Usain Bolt es una presencia sempiterna cuyo fantasma sobrevolará Tokio 2020: el hombre más rápido de la historia es el dueño del récord mundial de los 100 metros desde 2009 cuando frenó el reloj en 9.58 segundos en Berlín. En los primeros Juegos Olímpicos sin el carismático showman jamaicano desde Atenas 2004, los atletas más veloces del mundo se medirán en la pista japonesa en busca del trono acéfalo tras el retiro del octacampeón olímpico y plusmarquista de los 100 y 200 metros.
Para agendar: los 100 metros se correrán el domingo 1 de agosto a las 9.50 de la mañana argentina. Si pestañas te lo perdés.
El gran ausente: Christian Coleman
Estados Unidos no gana la medalla dorada desde 2004 en los 100 metros masculinos, una sequía que se extiende hasta 1996 en la prueba femenina tras la sanción que le arrebató a Marion Jones la medalla de Sídney 2000. Los Juegos de Tokio tenían un candidato indiscutible: Christian Coleman, quien en el Mundial de Qatar 2019 ganó la medalla dorada con un tiempo de 9.76, 13 centésimas por delante de su compatriota Justin Gatlin y 14 por debajo del canadiense Andre De Grasse.
Pero Coleman fue suspendido en junio de 2020 por 24 meses -pena posteriormente reducida a 18 meses por el TAS- tras haber infringido reiteradamente las reglas antidopaje al incumplir su localización en tres ocasiones durante un período de doce meses. Coleman no se sometió a las normas ADAMS (Anti-Doping Administration & Monitoring System), un sistema que obliga a cada atleta a informar periódicamente su localización para que un agente pueda realizarle un examen de sangre y orina.
El reglamento establece que tres ausencias en un período de doce meses equivalen a un positivo. Fueron tres en total de Coleman durante 2019, un atleta que antes del Mundial de Doha estuvo cerca de ser castigado por la misma razón aunque finalmente pudo correr porque demostró que los controles se habían realizado en un plazo de catorce meses.
El agente de ADAMS intentó contactarlo sin éxito el 16 de enero, el 19 de abril y por último el 9 de diciembre de 2019: Podrían haberlo resuelto con una llamada. Cuando vinieron a controlarme, estaba a cinco minutos de casa, de compras”, escribió el escapista Coleman en su cuenta de Twitter.
“Al tomar su decisión, el panel del TAS determinó que Christian Coleman efectivamente había cometido una violación de las Reglas Antidopaje bajo el Artículo 2.4 de las Reglas Antidopaje de World Athletics, pero encontró que el grado de negligencia del atleta era menor que el establecido”, explicó el TAS al reducir su período de inelegibilidad en abril.
La baja de Coleman, quien recién podrá regresar a las pistas en 2022, aumenta la incertidumbre en una prueba sin un favorito pero pero con varios aspirantes a la corona olímpica.
Christian Coleman
I appreciate all the love and positive msgs yall have sent me. They don’t go unnoticed and it means more than you guys will ever know. Next season will be worth the wait🤞🏾
El candidato de Bolt: Trayvon Bromell
El monarca de los 100 metros eligió a su sucesor: “Trayvon ha progresado mucho, ha demostrado que está listo y está en forma. Si se mantiene así, debería estar en lo más alto”. Bromell fue el campeón de los trials estadounidenses y registró la mejor marca del año con 9.77, el séptimo mejor tiempo de la historia.
El velocista de 26 años irrumpió en la escena mundial con un cúmulo de resultados brillantes como junior: fue el primer Sub 20 en quebrar la barrera de los diez segundos. El atletismo le permitió escaparse de una infancia complicada en St. Petersburg, una ciudad del sur de Florida en el que la pobreza y la violencia son un problema sin solución para muchos jóvenes como su mejor amigo, quien terminó tras las rejas mientras Trayvon corría libre a una velocidad supersónica.
Después de hacer su presentación olímpica con un octavo puesto en los 100 metros de Río 2016, Bromell padeció un calvario de lesiones que lo obligaron a alejarse del circuito durante prácticamente tres temporadas. No eran las primeras de su vida, después de romperse las dos rodillas y fracturarse la cadera durante la primaria, pero aquella dramática imagen quedó eclipsada por la presencia del propio Bolt: en la posta 4x100 brasileña debió ser sacado del estadio en silla de ruedas tras lesionarse el talón de Aquiles.
Tras dos cirugías para recuperar su Aquiles, en 2019 retornó a la pista y sufrió una lesión en uno de sus aductores que lo empujó a pensar en su retiro cuando sus propios médicos le auguraban un futuro decepcionante en el que no podría volver a competir: “Estuve en un callejón muy oscuro durante esos años. En 2018, no sentí ninguna razón para seguir viviendo. Llegué a un deporte que sentía que me salvaba la vida y lo perdí todo. Sentí que estaba en un ambiente oscuro. Sentí que era una sombra en el mundo”.
Fue entonces cuando analizó su vida en retrospectiva y tomó una decisión pensando en su futuro, según confesó en una entrevista en La Vanguardia: “Me miré en el espejo y empecé a reconocerme como persona. Era uno de los atletas más rápidos del mundo pero tenía dudas. Me lesionaba a menudo. Me preguntaba: ‘¿Quiero seguir siendo un atleta?’. Pasé semanas pensando en eso y al final me dije: ‘Ok, Tray, vas a ser el hombre que querés ser’. Y me convertí en un nuevo Trayvon Bromell”.
Consumado su renacimiento tras un infierno de lesiones, un nuevo Bromell cumplió con las expectativas trazadas durante su adolescencia: apenas perdió una de sus últimas 15 carreras con cuatro triunfos en 2020 y una decena en 2021. Inalcanzable, Trayvon es el máximo candidato en una cita con un sabor especial más allá del desenlace: “Los Juegos son importantes para mí, como para cualquier otro. Pero yo no los veo como los demás los ven. Ni siquiera los veo como los veía en el 2016. Entonces, solo pensaba en ganar. Hoy son importantes para mí porque me permiten demostrar que he vuelto de allí abajo”.
Sus compatriotas Ronnie Baker (9.85) y Fred Kerley (9.86) serán dos de las máximas amenazas del resucitado Bromell, quien también tendrá que estar atento al canadiense Andre De Grasse (bronce en los 100 metros y plata en los 200 metros en Río) y el sudafricano Akani Simbine, quien ostenta el segundo mejor registro de 2021 con 9.84 segundos.
Las zapatillas de la polémica
Como sucediera con la natación hace más de una década con los bañadores de poliuretano y con las pruebas de fondo cuando Eliud Kipchoge bajó las dos horas de la maratón, Tokio 2020 reavivará la polémica por el avance de la tecnología en el deporte. Las diferentes marcas, encabezadas por Nike, han introducido nuevos modelos con una placa de fibra de carbono que facilita un retorno del 85% de la energía utilizada en cada pisada.
El modelo más popular es el Nike Air Zoom Maxfly, que combina la placa de fibra de carbono con una espuma especial que permite un mayor rebote y genera una sensación de propulsión. Con ese calzado, Shelly-Ann Fraser-Pryce había establecido el tiempo más veloz de los últimos 33 años con 10.63 segundos, únicamente por detrás de los 10.49 de Florence Griffith-Joyner en Indianapolis en 1988, hasta los 10.61 con los que su compatriota Elaine Thompson quebró el récord olímpico de los 100 metros en la mañana de este sábado. 
“Cuando lo vi no lo podía creer. Se están ajustando las zapatillas de clavos a unos niveles que dan ventajas a los atletas para correr más rápido. Es extraño e injusto para muchos atletas, que en su momento intentaron modificar los clavos y les dijeron que no. Y ahora lo hacen, es ridículo. Sería una locura saber que los récords se rompen por un modelo de clavos determinados, yo podría haber corrido por debajo de 9.5 seguro, estalló Bolt en una entrevista con Reuters.
Pese a las discusiones recientes, Bromell -atleta de New Balance- rechaza la polémica: “No creo que haya datos que digan que hay una mejora tan grande como dicen”.
Imperdibles de la jornada
21.30 Los Leones-Alemania
Arrancan los cuartos de final del cuadro masculino de Hockey los campeones olímpicos tendrán un desafío trascendental para defender su corona. Bicampeón en Beijing y Londres, intentarán cobrarse venganza de la semifinal perdida hace cinco años en Río que los obligó a enfrentar a Países Bajos en busca del bronce. Aunque sus resultados recientes no fueron los mejores, en junio fueron subcampeones de Europa tras caer en la final frente a Países Bajos. 
22.30 50 metros libre
El último día de la natación olímpica empieza con todo: Caeleb Dressel, una de las grandes estrellas de estos Juegos, va por el oro en una prueba apasionante. La figura estadounidense no solo buscará subirse otra vez a lo más alto del podio: intentará quebrar el récord de 20.91 segundos que el brasileño César Cielo, quien transpiró por demás durante las semifinales de la prueba según publicó en su cuenta de Twitter, estableció en 2009. Además se disputarán las finales de los 50 metros libre femenino, los 1500 metros libre masculino, la posta 4x100 medley femenina y la 4x100 medley masculina. 
1.40 Argentina-Japón
Mano a mano imperdible por uno de los ocho boletos a los cuartos de final del básquet olímpico. La Selección argentina de Sergio Hernández tiene que vencer a su par japonés dirigido por un viejo conocido como Julio Lamas. Argentina ya no debe preocuparse por la diferencia pero los anfitriones, liderados por Rui Hachimura, no prometen plantear un desafío sencillo El Alma. Si no podés dormir, el Eslovenia-España en busca de la cima del Grupo C que se jugará a partir de las 5.20 será hermoso.
8.15 Salto triple
La venezolana Yulimar Rojas va por el oro después del subcampeonato conseguido en Río 2016. Premiada como la mejor atleta del mundo en 2020, es la única de las finalistas en haber superado los 15 metros en 2021. La vinotinto debería ganar con facilidad, pero la colombiana Caterine Ibarguen intentara dar el batacazo: siendo la única que saltó más de 15 metros en su carrera, su mejor registro de la temporada es de 14.37. 
Además de la lucha por el oro, será interesante descubrir si Rojas consigue quebrar el récord de 15.50 metros que la ucraniana Inessa Kravets estableció el 10 de agosto de 1995. “Tengo un don y quiero que me lleve a lo más grande de la historia”, aseguró en una interesantísima entrevista en El País.
9.40 Argentina-Estados Unidos
Después de la notable remontada frente a Túnez, la Selección masculina de voleibol afrontará un partido impostergable cuando enfrente a su par continental: Argentina tiene que ganar o ganar para clasificar a los cuartos de final. Será una nueva prueba de carácter para un equipo que se recuperó tras la derrota en el quinto set en el clásico sudamericano frente a Brasil.
Si llegaste hasta acá y te gustó está edición, te pido un favor: mandáselo a tus amigos, familiares o conocidos para ayudarnos a crecer. Si recibiste este mail por primera vez, te podés suscribir ingresando a este link
Recordá que podés bajarte los calendarios que armé y que actualizo en vivo para seguir de cerca la actividad durante cada día: el calendario argentino y el calendario de las finales. Durante la madrugada voy a estar siguiendo lo mejor de los Juegos Olímpicos minuto a minuto en mi cuenta de Twitter, así que nos podemos te espero por ahí. 
Por último, si querés colaborar con el proyecto podés aportar un Cafecito si vivís en la Argentina o por PayPal si vivís en el extranjero.
¿Te ha gustado?
Matías Baldo

Me gusta bucear por las historias detrás del deporte y cada viernes te las envío directamente a tu mail.

Para cancelar tu suscripción, haz clic aquí.
Si te han remitido este boletín y te ha gustado, puedes suscribirte aquí.
Creado con Revue por Matías Baldo.
Buenos Aires, Argentina