Ver perfil

Pase al pie - Macedonia somos todos

Pensar la victoria desde los segundos planos Una de las noticias deportivas más importantes del mundo
Pase al pie - Macedonia somos todos
Por Lástima a nadie, maestro • Publicación #6 • Visualizar online
Pensar la victoria desde los segundos planos
Una de las noticias deportivas más importantes del mundo en esta semana no fue muy difundida (aunque tampoco ocultada). Es cierto que en la Argentina (porque todos vemos el mundo desde donde vivimos) hubo grandes novedades los últimos días en este campo, como la entrada de Diego Schwartzman al Masters (sobre el que pueden leer en esta nota de Juan Stanisci), el retiro de de Fernando Gago (que pueden ver en el artículo “El poeta del pase al pie”) o el empate entre Argentina y Paraguay, con la polémica del VAR y la lesión de Exequiel Palacios (sobre quien pueden leer en la nota “Filtros” que hizo Gonzalo Bressán Otegui el jueves). Pero hay un punto diferente que se dio el último jueves. 
Macedonia del Norte (antes sólo Macedonia) clasificó por primera vez a la Eurocopa con un gol de su leyenda Goran Pandev, que debutó en la selección hace 18 años, trayectoria en la que marcó 34 goles en 108 partidos. Por supuesto, el del jueves pasado es el tanto más importante de su vida y de la de los de la península balcánica. Si quieren indagar sobre otro gol que hizo historia se puede volver con el tanto de Pratto en la final de la Libertadores contra Boca, retratada en la crónica “Una tarde de Domingo, en el barrio que nos vio nacer”.
Pandev, ex Lazio y campeón del mundo con el Inter en 2010 (actualmente en el Genoa de Italia), hace historia con 37 abriles en el lomo. Y si quieren leer de uno que jugó más incluso que el mediapunta macedonio pueden pasarse por la nota “José Manuel Moreno Por Osvaldo Ardizzone” y saber más sobre el Charro que jugó hasta los 44 pirulos, en la semana en la que hubo un nuevo aniversario del natalicio del periodista deportivo.

Macedonia del Norte se llama “del Norte” no porque haya algún problema de religión o cosmovisión de mundo con un “Sur”, sino porque Grecia le impugnaba el nombre por la historia de “su” Macedonia, esa que comandaba Alejandro Magno. Y si hablamos del líder difunto en la desaparecida Babilonia, nos hace acordar a nuestro héroe, acaso Alejandro Magno de Tolosa, que no es otro que Sabella, lo que nos hace acordar de decirles que no se pueden perder la Revista Nro 1 de Lástima a Nadie, Maestro que ya salió a la venta y trata sobre el Mundial 2014, aquel al que fuimos “en busca de la felicidad”. La pueden comprar aquí.

Volviendo al conflicto del nombre de Macedonia, es cierto que el deporte se cruza mucho con la geopolítica y en esta semana lo registramos dos veces. Una con la nota “Nadia Comenaci, la niña a la que no se le permitió crecer” que Federico Coguzza escribió hace tiempo pero que sirve para recordar a la joven atleta de la Rumania de Nicolae Ceaușescu que la rompió en los JJOO de Montreal, por un lado; y la relación entre el ex presidente de Bolivia y el fútbol, en el artículo “Evo Morales, hacer política desde la pelota”

La victoria de Macedonia del Norte con un gol histórico, uno a cero de visitante, para vencer al destino por primera vez es de esas que nos encantan. De esas del fútbol de los pobres, de los sin tierra, de los que ven un escenario de gloria eterna en el potrero. Como en “El desafío” (texto de Martín Verzoub de esta semana) en un rincón maravilloso del Barrio La Paternal o en el fútbol del ascenso, como el que retrata la séptima entrega de la novela estilo folletín “El Cazador”, de Lucas Bauzá. 

Es el fútbol que nos gusta por siempre desafiar al poder a veces inamovible de lo cotidiano y de lo previsible, ese en donde las historias siempre son para las luminarias brillantes de las grandes estrellas. A veces preferimos los guiones extraordinarios que toman como propios los actores de reparto. Por eso Macedonia y el potrero somos todos.

Buen finde de mate

Colaborá con nosotros
En lástima a nadie maestro no tenemos apoyo ni publicidad de ningún ente privado o estatal. Nuestra única manera de seguir trabajando como nos gusta, es la colaboración de ustedes los lectores y las lectoras. Pueden hacerlo acáacá acá. También pueden suscribirse mensualmente acá.
¿Te ha gustado?
Lástima a nadie, maestro

Historia, política y literatura desde el deporte. Semanalmente vas a recibir todas las notas de esa semana, efemérides, nuestro programa de radio completo, podcasts y los vivos que hacemos los lunes a la noche.

Si no deseas recibir más este boletín, por favor, date de baja aquí.
Si te han remitido este boletín y te ha gustado, puedes suscribirte aquí.
Creado con Revue por Lástima a nadie, maestro.