Ver perfil

Pase al pie - Issue #1

SOÑAR MÁS ALTO QUE EL DÓLAR BLUEEl Newsletter de Lástima a Nadie, Maestro
Pase al pie - Issue #1
Por Lástima a nadie, maestro • Publicación #1 • Visualizar online
SOÑAR MÁS ALTO QUE EL DÓLAR BLUE
El Newsletter de Lástima a Nadie, Maestro

Si uno mira la realidad de forma rápida, pareciera que lo único que sube más que el dólar blue son los puestos en el ranking mundial de Nadia Podoroska y Diego Schwartzman. Pero si pudiéramos observar las cosas con un poco más de perspectiva, analizando no sólo la superficie de las situaciones, estamos seguros de que podríamos llegar a más y lograr, por ejemplo, soñar en grande. Y para entrar en el camino de los sueños no hay autopista o ruta más eficaz que la lectura.

Porque los mismos responden al anhelo de lo utópico, eso que parece lejano e incluso irreal, como un pibe que no se puede sacar de la cabeza las ganas de tener su camiseta favorita y se la pide a los Reyes Magos, que le terminan concediendo eso y también le permiten conocer al verdadero dueño de la casaca, como cuenta la historia con la que nos deleitó Marcelo Guaglianone (podés leer acá)

Los sueños son, entonces, acompañantes mágicos, divinos o quizás más reales de nuestras sonrisas, como la que tiene hoy seguramente al levantarse Lucas Martínez Quarta, defensor titular de la selección de Scaloni, a punto de su primera experiencia europea, cuya historia sintetizó con talento Gonzalo Bressan Otegui en la nota “Mirar para atrás” de esta semana. Esa misma sonrisa que tiene Diego en el mes de su cumpleaños, con la misma mueca en la boca de situaciones como el gol de Martín Palermo contra Perú en 2009 u otras que pueden repasar en “El mes 10” .

Pero no solamente la felicidad es denominador común de los sueños. A veces los mismos se emparentan con las personas que buscan, lisa y llanamente, cambiar el mundo. Como los miles de hinchas que se levantaron para repudiar la última dictadura militar en pleno Mundial de Vóley de 1982, algo que pueden repasar en la nota “Del otro lado de la red” que reeditamos en estos días. O como las pibas, que pintaron las calles de verde los últimos años, y cuya lucha llegó, entre tantos lugares, a los clubes de fútbol, en una historia escrita por Maia Moreira que pueden leer acá pero también escuchar en nuestro Podcast, lugar en el que también pueden prender las orejas para escuchar los gritos de lucha de los estudiantes mexicanos, que claramente soñaban con un mundo mejor y fueron brutalmente reprimidos en la Masacre de Tlatelolco.

Pero los sueños, claro está, no necesariamente son buenos. Sino preguntenle a Edmundo, que seguramente habrá dado varias vueltas a la almohada pensando en la flor de piña que le dio el “Chino” Zandoná en la Supercopa de 1995, como contó Federico Abbiati en “El bombero Apolinho y la trompada de Edmundo a Zandoná”. Y seguro que Luis Islas soñaba con un retiro mucho mejor que el que tuvo en Independiente, cuyos vericuetos fueron explicados en detalle por Juan Stanisci en “El último campeón mundial”. Y el que no sueña porque parece que no puede dormir es el “Cazador”, melancólico ex delantero del club del ascenso Ferrocarril San Martín, que no puede sacarse de la cabeza un asesinato vinculado a su histórico club, en la novela de los Martes que ya lleva la segunda entrega con la autoría de Luciano Bauzá.

Por eso, para bien o para mal, no hay combustible más eficaz que los sueños. Sueña Messi, que arrancó con gol las Eliminatorias para Qatar 2022, torneo cuya historia pueden conocer mejor en nuestro canal de Youtube o en IGTV viendo el programa del último Lunes. Sueñan, también, los pibes de Guernica que juegan al fútbol y luchan y se organizan para poder tener un techo, como luchó el padre de Ansu Fati para tener su casa y un trabajo digno. Sueñan Deck y Campazzo, postulados para la NBA en declaraciones a la prensa nada menos que por un tal Luis Scola. Como soñó Iga Swiatek, la polaca de 19 años que acaba de ganar Roland Garrós sin ceder un solo set y pasando del puesto 50 al 17 en dos semanas. De la misma manera que LeBron James, sueña ganar su tercer anillo este domingo en el quinto juego contra Miami Heat.

Y, entre tanto, estamos nosotros con nuestro primer Newsletter, mientras sentimos que ustedes están con nosotros. Si quieren léannos y si es así que lo disfruten. Pero, más que nada, les recomendamos que sueñen. 

Buen finde de mate

Colaborá con nosotros:
En lástima a nadie maestro no tenemos apoyo ni publicidad de ningún ente privado o estatal. Nuestra única manera de seguir trabajando como nos gusta, es la colaboración de ustedes los lectores y las lectoras. Pueden hacerlo acá, acá o acá. También pueden suscribirse mensualmente acá.
Abrazo de gol
¿Te ha gustado?
Lástima a nadie, maestro

Historia, política y literatura desde el deporte. Semanalmente vas a recibir todas las notas de esa semana, efemérides, nuestro programa de radio completo, podcasts y los vivos que hacemos los lunes a la noche.

Si no deseas recibir más este boletín, por favor, date de baja aquí.
Si te han remitido este boletín y te ha gustado, puedes suscribirte aquí.
Creado con Revue por Lástima a nadie, maestro.