Ver perfil

Los malos webmasters copian, los geniales mencionan

No disparen al webmaster
Otro título de publicación inspirado en citas célebres. Esta es la del malagueño más genial después de Chiquito de la Calzada, Pablo Picasso. Y es que copiar no es cualquier cosa. Requiere su gracia y un buen “timing”. También demuestra que para robar, hay que tener buen ojo y saber a quién le copias. Elegir buenas piezas. Hace un tiempo le leía a Adam Wathan, creador de Tailwind CSS lamentar que le copiaban mucho. Se quejaba Wathan no tanto de que la gente copiaba su código, sino que le copiaban su “marketing”. Contaba que crear Tailwind CSS le llevó trabajo, pero que pensar en el producto, la estrategia, el diseño y la comunicación era un trabajo de cientos de horas, que involucraba a varias personas. Y no le falta razón. Cualquiera que lance algo en internet sabe lo exigente que es crear y comunicar producto digital. 
La elegancia de una mención a tiempo
Pero también hay elegancia en el copiar y todo lo contrario. Recuerdo que nuestro amigo Andros Fenollosa escuchaba un podcast de tecnología y mientras asentía mentalmente a todo lo que decía el podcaster, cayó en la cuenta de que el locutor estaba leyendo “verbatim” uno de sus artículos del blog. Andros tuvo que ponerse serio para que el podcaster lo reconociese, pero aún así le costó bastante reconocer los hechos. Yo mismo me encontré un texto mío copiado hasta en las comas. 
Como se leía en el estado sentimental de muchas personas en Facebook: It’s complicated. Las personas con profesiones creativas son muy conscientes que su trabajo es frágil ante la copia. En la mayoría de los casos es difícil probarlo y todo queda en una victoria pírrica moral. Si te copian, es porque eres bueno. ¡Alegra esa cara! 😛 Al menos uno espera la generosidad de dar crédito. Un link en una mención demuestra que respetas el trabajo. Deberíamos acostumbrarnos más a esas menciones en nuestros proyectos.
Este código es mío, ¿sólo sólo mío?
El otro día se quedaba un diseñador que habíamos usado sus diseños de manera incorrecta en una web. Explicaba que él hizo el diseño con un propósito y que usarlo en otro contexto, iba en contra de su trabajo y su propiedad intelectual. Maldita, sea. Tiene toda la razón. Fue una torpeza. Luego pensé. “Uhmm yo también podría reclamar la propiedad de mi trabajo en la web” 🤔 ¿Es de mi cliente exclusivamente? Cuando entregas una web, también entregas un producto compuesto de código, comentarios y cierta lógica. En ocasiones son muchas semanas o meses de trabajo. ¿Me lo puede tocar cualquiera? ¿Es libre el cliente de hacer cualquier cosa? Lo lógico es concretarlo en un contrato de prestación de servicios. Ahora que cada vez el trabajo es más intangible, deberíamos considerar con cuidado estas cosas porque tarde o temprano, te va a tocar. 
Copiar es fácil en internet, pero eso no significa que no podamos prepararnos. Por ejemplo no es habitual especificar en nuestro contenido que es lo que esperamos si lo copias. ¿Una mención? ¿Cómo debe ser esa mención? ¿Qué alcance o duración tiene? ¿Te voy a pedir algo a cambio más? No podemos confiar en que todo el mundo haga un uso correcto de nuestro trabajo, pero sí podemos poner las reglas del juego o concretar unos límites.  
Soy Javier Archeni...¿en qué te puedo ayudar?
Hago casi cualquier cosa que involucre lanzar un proyecto web. Diseño y programo sitios web para empresas y profesionales. También ofrezco servicios de creación y estrategia de contenidos para web y redes sociales. Si tienes algún proyecto y piensas que podemos colaborar, me encantará saber de ti. Si te gusta este contenido te agradeceré mucho que lo compartas o que lo recomiendes. ¡Me ayudará mucho!
¿Te ha gustado? No
Javier Archeni
Javier Archeni @javierarcheni

Una newsletter para compartir aprendizaje, conocimiento y experiencia alrededor de las profesiones que mueven la web. Escribo de tecnologías, contenidos y economía digital. Una visión abierta y global de interés para cualquier persona interesada en la web.

Para cancelar tu suscripción, haz clic aquí.
Si te han remitido este boletín y te ha gustado, puedes suscribirte aquí.
Created with Revue by Twitter.
Escrito desde Valencia, España