El emprendimiento rural es un gran invento

#5・
10

Publicaciones

Suscríbete a nuestro boletín

By subscribing, you agree with Revue’s términos y condiciones de uso and política de privacidad and understand that No disparen al webmaster will receive your email address.

No disparen al webmaster
Me estoy enganchando de nuevo a lo rural. Es un tema recurrente que cada cierto tiempo saco de mi cajón. Hace un par de años empecé un blog / sitio web llamado Tipicolis donde empecé a contar la historia de pequeños productores rurales. Por desgracia mi maldita inconstancia 😭 lo ha dejado aparcado. Luego pensé en convertirlo en una especie de club por membresía pero me sentí bloqueado por las dudas y porque quizás, en mi cabeza, no era el momento. Ahora comprendo que era tan buen momento como otro cualquiera y que lanzarlo en solitario no era el mejor planteamiento. Sea como sea, no tengo excusas y ahí está el proyecto listo para quitarle el polvo y comprobar si arranca. 
Sólo la conexión a internet no es suficiente
Recuerdo que en el podcast República Web hablé sobre la internet rural (episodio 58). En aquel momento leí el libro de Sergio del Molino (La España vacía) y me pareció buena idea hilar el tema con el podcast. En ese episodio defendía que “el mero hecho de acceder a internet no es suficiente. Para lograr un desarrollo basado en internet es necesaria formación y comunidad”. Aunque el problema sea bastante más complejo, no creo que aquello estuviera mal tirado. En una economía digital la formación es imprescindible. Y sin una comunidad (hub, pool, etc) es complicado unir recursos y provocar que surjan o mejoren proyectos. Por fortuna, muchas personas están aportando ambas cosas a los entornos rurales, bien desde dentro o desplazándose allí.
Historias de ese tipo de personas que iniciaron proyectos de emprendimiento rural estoy descubriendo en un estupendo podcast llamado Emprender en el pueblo de Pablo Franco. En cada episodio Pablo habla con emprendedores con historias sorprendentes y que iniciaron proyectos con una calidad asombrosa. Historias sinceras, con los pies en el suelo, que hablan de que emprender ahí es complicado pero tampoco imposible. Es cuestión de buscar asesoramiento y tener un plan realista en cuanto a tus capacidades. ✅ Muy recomendable.
Mi experiencia con un emprendedor rural
Como contaba al principio estoy enganchado a lo rural. Estoy ayudando a Nacho, un joven panadero del pueblo de mis suegros en Jaén a mover su presencia digital. Están siendo muchas semanas intercambiando opiniones y también ideas para su tienda online. El caso es que Nacho es un fiera y se resiste a quedarse quieto. Trabaja como nadie sus redes sociales y no deja pichón vivo a través de su WhatsApp de empresa. Esa herramienta ya constituye para muchos profesionales y artesanos una herramienta formidable de trabajo. Junta el poder de Facebook y de Instagram para llegar a su público y casi podemos decir que la página web es ahora mismo poco más que un cajero. De hecho no está lejos el día en que esas herramientas permitan a Nacho, cobrar ventas y automatizar ciertos procesos. Nos puede resultar antipático pero el imperio Meta está ayudando mucho al mundo rural. 
Por fortuna Nacho tiene mucho ganado con anterioridad y ya venía de vender con sus propios medios. La web ya recibe pedidos y está mejorando poco a poco, agregando productos y abriendo categorías (no olvides hacer tu pedido) De broma nos referimos como compinches en esta aventura. Creo que yo le aporto la seguridad de conocer la parte digital y él también aporta su conocimiento de los clientes. Formación y comunidad una vez más. 
Mucho más allá de la transformación digital de despacho
Creo que ese modelo es exportable. No es tan mala idea poner a un webmaster a trabajar en ciertos proyectos con profesionales del rural. No se trata de hacer una página web y cobrar la subvención de transformación digital. Me refiero a proporcionar de formación y asesoramiento directo en hubs de emprendimiento rurales en tecnología y negocio digital. De hecho uno se sorprende que en muchos pueblos hay medios físicos, con salas de reuniones y espacios de trabajo muy buenos. Y sí, conexión a internet suficiente. La idea es trabajar en sus necesidades reales y crear comunidad de profesionales en áreas geográficas.
Creo sinceramente que ayudaría a cerrar esa brecha social y digital, que lamentablemente sigue creciendo. Son muchas las personas con buenas experiencias que pueden aportar su conocimiento al problema del despoblamiento y el emprendimiento rural. Internet no es la panacea pero con una combinación acertada de formación y comunidad podemos hacer mucho. ¿Nos vamos al pueblo?.
soy.javierarcheni.com
Hago casi cualquier cosa que involucre lanzar un proyecto web. Diseño y programo sitios web para empresas y profesionales. También ofrezco servicios de creación y estrategia de contenidos para web y redes sociales. Si tienes algún proyecto y piensas que podemos colaborar, me encantará saber de ti. Si te gusta este contenido te agradeceré mucho que lo compartas o que lo recomiendes. ¡Me ayudará mucho!
¿Te ha gustado? No
Javier Archeni
Javier Archeni @javierarcheni

Una newsletter para compartir aprendizaje, conocimiento y experiencia alrededor de las profesiones que mueven la web. Escribo de tecnologías, contenidos y economía digital. Una visión abierta y global de interés para cualquier persona interesada en la web.

Para cancelar tu suscripción, haz clic aquí.
Si te han remitido este boletín y te ha gustado, puedes suscribirte aquí.
Created with Revue by Twitter.
Escrito desde Valencia, España