Ver perfil

Garbo Confidencial - Presentación

Garbo Confidencial
Garbo Confidencial
Contenido:
  • Presentación

Presentación
Antes de convertirse en un maestro de espías Garbo era conocido como Juan Pujol, nacido en Barcelona el 14 de febrero de 1912. Como tantos españoles de su época, tuvo que sobrevivir una guerra civil, y luego al hambre de la posguerra.
Una mezcla de ideología, necesidad económica y espíritu de aventura le impulsó a llevar a cabo un proyecto descabellado: emigrar a Alemania o a Italia y una vez allí espiar para el bando aliado. En enero de 1941 se dirigió a la embajada inglesa en Madrid e intentó ofrecerles sus servicios, pero fueron rechazados. Durante todo el año redobló sus esfuerzos para convencer a los ingleses, también sin éxito.
Sin inmutarse, Pujol optó por hacer méritos. Llamó a la puerta de la embajada alemana y en poco tiempo logró atraer la atención de George Helmut Lang (nombre código “Emilio”), agente del servicio de inteligencia alemán (Abwehr). Lang-Emilio instruyó a Pujol en técnicas de espionaje y se convirtió en el primer contacto de Pujol. Como oficial de enlace se buscó a un segundo agente de la Abwehr, Federico Knappe-Ratey (alias “Federico”). Knappe-Federico sería su contacto, la persona encargada de comunicarse con Pujol cuando éste estuviese afincado en Inglaterra.
Por fin Pujol (“Arabal” para los alemanes) tenía material para convencer de su valía a los ingleses: nombres, direcciones, cuestionarios de inteligencia, incluso muestras de tinta invisible alemana. Aun así, los ingleses seguían rechazándole. Fue entonces cuando Pujol decidió subir un nivel y marcharse a Londres para espiar a favor de Alemania.
O eso creyeron sus controladores alemanes. Lo cierto es que Pujol estuvo todo el resto de 1941 viajando entre Madrid y Lisboa. Allí, con la ayuda de un par de libros bien escogidos, preparó un gran engaño. Los alemanes enviaban cartas y fondos a Lisboa, creyendo que posteriormente se remitían a Londres, pero era en Lisboa donde Pujol hacía su trabajo. Posteriormente enviaba cartas a la embajada alemana en Madrid simulando que llegaban desde Londres vía Lisboa.
Durante casi un año Pujol fue un espía londinense que nunca había pisado Londres. Sus cartas, repletas de información sobre unidades militares, convoyes, fábricas de guerra y análisis de la moral del pueblo inglés, fueron fruto de su imaginación. Y los ingleses seguían sin prestarle la menor atención.
No fue hasta comienzos de 1942 que Pujol captó la atención de los aliados. Un agregado naval estadounidense en Lisboa hizo el contacto inicial. Eso dio lugar a una serie de reuniones en el seno de los servicios secretos ingleses, fruto de las cuales se tomó la decisión: Pujol volaría a Inglaterra y allí seguiría trabajando de forma aparente para los alemanes, pero esta vez como agente doble bajo tutela aliada.
En realidad, Pujol no fue un espía doble en el sentido habitual del término. Nunca fue reclutado por un bando para luego cambiarse de chaqueta. Pujol sabía desde el primer momento cuál era su bando y trabajó duramente para ser reclutado por ellos. Al final lo consiguió.
El período de tiempo que pasó hasta el hasta el final de la guerra convirtió a Pujol (“Garbo” para los aliados) en un espía mítico. Fue probablemente la única persona condecorada por ambos bandos durante la Segunda Guerra Mundial. Su final fue aún más enigmático, pero esa es otra historia.
Sólo cuarenta años después de acabada la guerra se conoció parte de la historia. Ahora el nombre de Pujol y su apodo de Garbo son conocidos por todos los aficionados a la historia y al mundo del espionaje.
Pero aún queda mucho por conocer.
En años recientes los archivos nacionales ingleses han desclasificado una gran cantidad de documentos acerca de Garbo y sus circunstancias. Muchos de ellos nunca han sido utilizados en estudios históricos o artículos periodísticos, lo que es una lástima porque todavía hay historias apasionantes del mundo Garbo por descubrir.
Por eso he creado el boletín Garbo Confidencial.
La historia que comienza a narrar sigue en paralelo los acontecimientos de hace exactamente ochenta años, cuando Pujol estaba cercano a ser reclutado por los ingleses. Durante un boletín tras otro se irán reproduciendo todos los mensajes intercambiados entre Pujol y los alemanes. En ellos iremos viendo cómo el espía se afinca en Londres, primero de forma simulada y luego real; cuáles eran los datos que transmitía a los alemanes; qué esperaban éstos a cambio. Más adelante, cuando Pujol sea reclutado por los ingleses, penetraremos en el archivo de los servicios secretos británicos para descubrir cómo ellos inventaron, o más bien reinventaron, al espía Garbo. Finalmente analizaremos cómo el trabajo de Pujol tuvo impacto en las operaciones militares aliadas de la Segunda Guerra Mundial, algunas de las cuales son desconocidas del público.
El acceso al boletín Garbo Confidencial es libre y gratuito. Hay dos formas de hacerlo:
- Acceder a la web del proyecto https://www.getrevue.co/profile/garbo
- Suscribirse al boletín (gratuito)
Y hay una tercera posibilidad: suscribirse a contenidos de pago. En este caso el suscriptor tendrá acceso adicional a material exclusivo como mensajes anteriores a 1942, informes del servicio secreto, cuestionarios militares entregados a Garbo y otros.
Por cierto, me llamo Arturo Quirantes Sierra, editor del antiguo Boletín Enigma. Si me conoce de mi trabajo allí, estoy seguro que le encantará este nuevo proyecto; y si no me conoce, deme una oportunidad.
Bienvenido a la comunidad de Garbo Confidencial.
Don’t miss out on the other issues by Garbo Confidencial
¿Te ha gustado? No
Garbo Confidencial
Garbo Confidencial @elprofedefisica

Mi nombre era Juan Pujol, pero la historia me conoce por el apodo de Garbo. Ambos bandos me condecoraron durante la Segunda Guerra Mundial por mis servicios como espía. Descubre por qué.
(boletín y mapa creado y mantenido por Arturo Quirantes Sierra @elprofedefisica)

You can manage your subscription aquí
Para cancelar tu suscripción, haz clic aquí.
Si te han remitido este boletín y te ha gustado, puedes suscribirte aquí.
Created with Revue by Twitter.