Ver perfil

IgleTech | Lo que aprendí de competir en el Reino de Dios

Esteban Lanzani
Esteban Lanzani
Varios años atrás viví una de mis mayores crisis emocionales y laborales. A mi alrededor tenía a muchos “competidores” haciendo muchas cosas, creciendo, iniciando, avanzando y lo peor era que YO TAMBIÉN estaba en eso: crecía, aprendía, disfrutaba la familia, todo, pero nada. A cada paso me comparaba y me autodestruía.
Me acuerdo que para abril de aquel año comencé con un zumbido en mi oído derecho y lo tomé como algo pasajero, hasta que a la semana decidí ir al especialista. Luego de algunos estudios, el Dr. me confirmó que no tenía nada clínico, pero que si no resolvía cuestiones emocionales, ese zumbido seguiría. Al poco tiempo lo detecté: la comparación estaba al mando de mi desarrollo personal. Me hacía decidir, hablar, calcular, actuar y lo peor… me empujaba a un hacer sin sentido.
Luego de esos días, el enfoque volvió a su lugar y empecé a buscar mi propósito personal en Dios, ese que no es de todos, que solo tenía mi nombre y apellido, ese que solo se puede cumplir por las habilidades y talentos que Él había puesto en mi. Y costó. Costó dejar de mirar a los costados, costó ver cómo avanzaban los demás y yo tenía que entrar a boxes para que el Señor se dedique a restaurar mi motor -motivación- y mi combustible, el amor. Lograr el equilibrio necesario entre todo lo que pasaba en mis tres trabajos, mis dos hijos, el matrimonio y la búsqueda del propósito no fue fácil, pero fue lo necesario, porque luego de ese desierto o salía con la esperanza de hacer lo que Dios me mandó a hacer, o salía para entrar en otro desierto: el de la frustración.
“Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados.” ‭‭Romanos‬ ‭8:28‬
En esta Palabra encontré que todos somos llamados con un propósito y todo lo que pasa, bueno, malo o regular, ayuda para bien, pero claro, hay cosas que parecen que no tienen forma o sentido pero la “fórmula” funciona para los que AMAN A DIOS 🔥
Entonces no dejemos de amar, buscar y caminar en y por su propósito para nuestras vidas. No se trata de competir, sino de compartir.
¡Te dejo un abrazo y que Dios potencie tu llamado!
Esteban

¿Querés apoyar IgleTech?
Compartí este newsletter con tus amigos.
→ Seguí a IgleTech en Instagram.
Did you enjoy this issue? Yes No
Esteban Lanzani
Esteban Lanzani

IgleTech es una selección de contenidos vinculados a la tecnología, los medios, el liderazgo y el desarrollo de iglesia, presentados en dos newsletter semanal, uno con selección de contenidos y otro de reflexión e inspiración. Te llegan gratis los martes y viernes, y te podés suscribir ahora mismo.

Si no deseas recibir más este boletín, por favor, date de baja aquí.
Si te han remitido este boletín y te ha gustado, puedes suscribirte aquí.
Created with Revue by Twitter.
Buenos Aires, Argentina.