Salud mental y burnout

#3・
10

Publicaciones

Suscríbete a nuestro boletín

By subscribing, you agree with Revue’s términos y condiciones de uso and política de privacidad and understand that Educación a corazón abierto will receive your email address.

David Santos
David Santos
Dolores de cabeza, insomnia, ansiedad, irritabilidad, negatividad, apático, falta de cuidados personales. Así me he sentido hasta que he tenido que parar las máquinas

Siempre he oído hablar de este síndrome de estar “quemado” en el trabajo. Jamás pensé que me iba a tocar a mi. ¿Pero si lo hago todo con pasión y me encanta lo que hago? ¡Da igual! Me tocó.
Las labores de los docentes y los equipos directivos han ido aumentando de una manera increíble en los últimos años, mientras el sueldo y el reconocimiento… en fin.
La burocracia innecesaria inunda el día a día de los centros educativos produciendo un desasosiego por la cada vez más evidente falta de tiempo para atender lo que realmente nos importa, que es el alumnado. Y ya no hablamos de la falta de recursos y elevadas ratios. 
Desde las distintas consejerías de educación no quieren cuidar a los equipos directivos ni a los docentes, que tirando de vocación y un trabajo inconmensurable, hemos sacado adelante la educación en situaciones que jamas hubiéramos imaginado (como durante la pandemia). A cambio solo estamos obteniendo más protocolos, más procesos, más papeles y muchas, muchas más responsabilidades para los equipos directivos.
Han sido tres cursos muy duros en los que los docentes solo hemos tenido el reconocimiento y empatía de nosotros mismos, y claro, esto hace mella.
Mucho se ha hablado de los problemas de salud mental que están teniendo nuestros jóvenes, pero es que también es un hecho en los docentes. 
Y yo he caído. Me ha inundado el hastío, la negatividad y la angustia por tener que trabajar. En un periodo de tiempo mi mochila emocional se ha ido cargando de rocas, tanto por situaciones personales como laborales, que ha llegado un momento en el que no he podido soportar su peso. Se ha roto la mochila y con ella mis ánimos y pasión por la educación.
Desde esta Newsletter quiero pedirte que te cuides, que te dediques tiempo a ti. Los que vivimos con pasión la educación corremos este riesgo, el de no discernir nuestra vida y salud personal con la laboral. No sabemos parar. Pero es muy necesario
Yo ahora he tenido que parar forzosamente, pero me está sirviendo para reflexionar mucho. 
Volveré al trabajo, y con muchas ganas, de eso estoy completamente seguro. Pero quiero aprender a relativizar las cosas y los problemas y que mi amada profesión siga dándome más alegrías que disgustos. 
Y desde luego, disfrutar del tiempo libre y la familia, que al final es lo que nos queda. Como ha dicho alguien por Twitter, no vamos a heredar el colegio.
Un abrazo y hasta pronto.
David Santos
Llevaba meses no escuchando las señales que me estaba dando mi cuerpo… y ahora me ha dicho basta.
Descanso forzado.
Cuánto me cuesta parar…pero qué necesario es.
A veces el dejarse la vida por tu cole no lo es todo.
¿Te ha gustado? No
David Santos
David Santos @davidsantos_a

“Educación a corazón abierto” es el boletín complementario a mi pódcast “Píldoras de educación”. De vez en cuando escribiré reflexiones, compartiré artículos e hilos de twitter que me han parecido relevantes y te anunciaré los últimos episodios del pódcast publicados.
Todo sobre educación, y sin pelos en la lengua.
Para docentes como tú y como yo que nos encontramos a pie de aula.
Y recordad… con vuestras “píldoras” podréis hacer que la educación goce de la mejor salud.

Para cancelar tu suscripción, haz clic aquí.
Si te han remitido este boletín y te ha gustado, puedes suscribirte aquí.
Created with Revue by Twitter.