Ver perfil

De errores y necesidades

De errores y necesidades
Por Dan Campos • Publicación #7 • Visualizar online
La caída de Facebook, celebrada por algunos y detestada por muchos, nos recuerda que ningún sistema es infalible. No importa que tanto necesitemos que lo sea.

Facebook, igual que Edgar, se cae.
Facebook, igual que Edgar, se cae.
Actualización: Ya tuvimos información oficial, y no fue un error de DNS sino de Border Gateway Protocol  o BGM. Es el protocolo que dice donde está cada cosa y en este caso, era administrado por Facebook diciéndole al resto del internet donde estaba su contenido. En la práctica, su resultado fue casi idéntico a lo explicado en el resto del texto. Para la mejor explicación sobre el tema, puedes revisar este video.
Ineptitud vs Malas Intenciones
El lunes el mundo se destruyó y se reseteó. Claro, seguramente supiste que los servicios ofrecidos por Facebook, lo que incluye Instagram, WhatsApp, el mismo Facebook, Marketplace, Chats, su servidor de VR y otras cosas más, estuvieron fuera de servicio por cerca de 6 horas.
Las personas más desconfiadas, alegaban que esto tenía relación directa con la serie de reportajes del Wall Street Journal en donde se revisan los Facebook Papers y se conoce más a detalle el funcionamiento de la empresa, así como los registros de la influencia que tiene el uso de sus servicios sobre usuarios, el reportaje en 60 Minutos que apareció hace unos días sobre el mismo tema o el hecho de que la persona que facilitó estos documentos a reporteros iba a testificar ante el Congreso de los Estados Unidos, cosa que hizo hoy.
La realidad (basado en la información que tenemos en este momento) es más inocente. Cuando alguien te haga daño y no sabes si fue por malicia o por incompetencia, es casi seguro que fue la incompetencia… aunque no descartes la malicia.
¿Qué fue lo que ocurrió? Un problema de direccionamiento causado durante una actualización o mantenimiento. Los registros de DNS (lo que le dice a las computadoras donde buscar información, en este caso, información en o sobre Facebook) dejaron de existir por horas. Como Facebook controla sus propios servidores, sería muy raro que esto fuera causado por externos, así que no fueron hackers. Este error de configuración es de un tipo que se necesita tener acceso físico, conectarte con un cable y así solucionarlo. Cosa que seguramente será terrible para los que creen que todo se puede solucionar vía remota.
“Sí, muy bonita tú explicación, pero ¿me lo puedes decir ahora en español?”
Con gusto. Imagina que tomas un taxi para tu departamento. Das el domicilio y le explicas al taxista que es una edificio verde. Confiando en el sistema, te echas una pestañita. El conductor llega al lugar pero no encuentra la casa verde, por que el dueño de los departamentos decidió redecorar y pintarlos de azul. Como está en labor de mantenimiento quitó los números exteriores. Sin esta información, el conductor no sabe exactamente donde dejarte, pero el domicilio y todas tus cosas siguen ahí. No es hasta que despiertas y reconoces el lugar, a pesar del nuevo color, que le dices al taxista donde dejarte.
Para muchos, el desintoxicarse de Facebook es positivo. Para los empleadores nefastos que todo quieren via WhatsApp “por practicidad” fue la perdición, ya que entre si migraban a plataformas más robustas como Telegram, ya sabían la historia que ha pasado en previas caídas del servicio: todos van, crean cuenta, no le entienden (por que es de otro color) y prefieren esperar unas horas para seguir usando WhatsApp. Pero la caída de esos servicios no es tan banal como muchos quieren creer.
Facebook da servicio a una tercera parte de los habitantes del planeta. Facebook Marketplace es un lugar importantísimo de ventas. Imagina que tuviste que clausurar tu local durante seis horas. Negocios no tan establecidos usan WhatsApp para ventas informales, las cuales se tuvieron que suspender también por este tiempo. Varias personas no sabían donde compartir imágenes o publicaciones a pesar de que existen muchísimos servicios que lo pueden hacer. Facebook y Compañía simplemente es más conveniente y prácticamente todos los usamos. ¿Dónde vas a publicar tus memes anticapitalistas o a convocar para una reunión para derrocar al sistema ahora? Eso tal vez es lo que a muchos más preocupó, pero en la realidad y la práctica, el comercio formal o informal en la plataforma es un brazo importantísimo y más usado que solo el compartir fotos de perritos. Tal vez no te das cuenta de eso ya que solo usas la plataforma de manera superficial.
¿Qué ganaba Facebook al no poder dar servicio durante horas? ¿Fue una llamada de atención del tío Zuckerberg para recordarnos que sin él o sin su empresa no somos nada? En realidad pierde más cuando no uses su servicio que cuando usas su servicio para quejarte del mismo.
Por otro lado, lo revelado en los Facebook Files, en su mayoría, no es novedad. Lo interesante es que la persona que testifica y que facilitó esos documentos no tuvo que hackear o tomar grandes medidas para obtenerlos y compartirlos. Eso puede hablar de gran transparencia dentro de la empresa, o de un descuido ya que no consideraban que los mismos fueran tan alarmantes. Sí hay material para revisar pero, en su mayoría, no es tan preocupante como muchos quieren hacer creer.
Finalmente, es triste que otros medios han retomado notas viejas, como la venta de datos obtenidos de FB en el 2019 o 2017 y los están vendiendo. Facebook no ha sido hackeado y esa información a la venta es superficial. A nadie le interesan tus fotos familiares o memes de perritos con ansiedad. Pierdes más tú como usuario al borrar la cuenta que con una caída que, curiosamente, antes era más común con los servicios que usábamos a finales de los 90’s o principios del 2000.
Por si te lo perdiste
Lo nuevo de Amazon y el IMSS hace prueba piloto con conductores de plataformas - NTX | Noticias de Tecnología Express on Acast
FICG 36
¿Te ha gustado?
Dan Campos

¿Qué hay de nuevo en el mundo de la tecnología, cine, y cómics?

Para cancelar tu suscripción, haz clic aquí.
Si te han remitido este boletín y te ha gustado, puedes suscribirte aquí.
Creado con Revue por Dan Campos.