Ver perfil

Fans y horror (con las recomendaciones de Silvana Tanzi)

La semana Afuera
La semana Afuera
Esta semana, Carolina Bello continúa su serie de textos en la que reflexiona sobre el documental, la ficción y el miedo reseñando la película La clásica historia de terror, de Roberto De Feo y Paolo Strippoli y Eugenia Santana Goitia se mete en el fenómeno del fan a partir de su historia personal y el caso de Britney Spears. Del archivo retornamos a un texto de Ramiro Sanchiz sobre la casa embrujada y, además, leemos las recomendaciones de Silvana Tanzi.

Lo nuevo ✨
El otro miedo: sobre “La clásica historia de terror”, de Roberto De Feo y Paolo Strippoli
Cuaderno de Afuera: “Elogio de los fans”, por Eugenia Santana Goitia
Del archivo de Afuera 📖
Con fantasmas a cuestas: sobre “The Haunting of Bly Manor”, de Mike Flanagan, y otras casas embrujadas
Los recomendados de Silvana Tanzi 📚
Nació hace cinco milenios cuando los griegos descubrieron un junco, y continúa siendo un artefacto perfecto. Antes de llegar al papel, el libro atravesó varias etapas en las que fue rollo, tabla o códice. Se tallaron en piedra o madera, se construyeron con barro, con juncos, con telas, con piel. Esta travesía la cuenta la escritora y filóloga española Irene Vallejo en El infinito en un junco. La invención de los libros en el mundo antiguo (Penguin Random House, 2021), un ensayo apasionante que se lee como un libro de aventuras. 
Obviamente que Vallejo se apoyó en documentos antiguos para elaborarlo, pero también en referencias a la literatura y cine contemporáneo, y en anécdotas a veces graciosas, a veces terribles, de las figuras más famosas de la historia. El viaje comienza con Alejandro Magno y la creación de la Biblioteca de Alejandría y continúa hasta la expansión de bibliotecas en la Antigüedad romana, pero se proyecta hacia la aparición de Internet y del libro electrónico, hecho de luz. 
En ese largo camino, los libros fueron uno de los tesoros más codiciados por los poderosos, que los acaparaban y protegían, pero también los robaban, incendiaban o censuraban. Junto a figuras conocidas de la historia, por las páginas de este ensayo pasan también quienes quedaron sin registro, como los primeros bibliotecarios, los copistas, los esclavos lectores, las mujeres narradoras orales y varios seres anónimos que hicieron posible que el libro sobreviviera a las catástrofes humanas o naturales. 
Lejos del ensayo convencional, está narrado con imágenes, con texturas y sonidos que cuentan no solo las metamorfosis del libro, sino además los cambios en las formas de lectura, de escritura y del concepto de “autoría”. En ese sentido, aparece la primera persona que 1.500 años antes de Homero se animó a firmar con su nombre un texto. Fue una mujer, se llamó Enheduanna y nadie la conoce, pero Vallejo la rescata. 
“Leer es escuchar música hecha palabra. Es cercanía y extrañeza. Es a veces hablar con los muertos para sentirnos más vivos. Es viaje inmóvil. Es una maravilla cotidiana”, escribió Vallejo en las páginas finales de este ensayo que es un deleite de casi 500 páginas. 
¿Te ha gustado? No
La semana Afuera
La semana Afuera @AfueraBlog

el newsletter semanal del blog de crítica Afuera

Para cancelar tu suscripción, haz clic aquí.
Si te han remitido este boletín y te ha gustado, puedes suscribirte aquí.
Created with Revue by Twitter.