Ver perfil

Saliendo de la sede de VOX - Publicación #5

Ricky Fernández
Ricky Fernández
Uno de los motivos por lo que tuve el bloqueo mental fue el intentar contentar a todo el mundo. Una tarea prácticamente imposible, igual de proporcional al de no ofender a nadie.

Pensar dos veces para finalmente no publicar
Algo que me gustaría poder hacer es potenciar mis redes sociales, exponerme un poco más para dar a conocer mis vivencias con dispositivos, servicios o contar alguna novedad que pueda resultar de interés. Una tarea compleja, no solo porque uno siempre quiera hacerlo lo mejor posible, también por el qué dirán, ya que en la sociedad actual, todo se malinterpreta, hasta en los detalles más insospechados.
Esto realmente es un problema (al menos yo veo así), ya que cuando tienes una idea, comienzas a darle vueltas para comprobar que el mensaje no ofende, hiere, malinterpreta ni pueda sacarse de contexto. Sí, parece una exageración, pero es la pura realidad. Finalmente el resultado es que no publicas nada para no tener que rebatir ningún comentario con otros fines.
Aunque insisto, aunque pueda parecer una auténtica exageración todo lo que estoy comentando, os voy a poner tan solo uno de los ejemplos a los que me refiero y como se fue haciendo todo una bola cada vez mayor. No tiene ningún sentido, pero es el sentido que esta sociedad quiere darle.
Una Historia de Instagram desde Bambú
Hace unos meses salí del trabajo camino a la estación de trenes de Chamartín para que me llevase a la estación de Atocha. Normalmente este trayecto lo realizo andando junto a una mochila de deporte. Tras varios años de viajes, he optimizado mi equipaje obviando las maletas y viajar prácticamente con lo puesto y la comodidad de tener las manos libres.
En el trayecto que realicé caminando a un ritmo algo acelerado, me apeteció compartir algunas Historias en Instagram sobre un terminal que me habían cedido. En los vídeos que iba publicando hablaba sobre la calidad de las cámaras y de los micrófonos. El trayecto más corto me indicaba que debía pasar una calle que daba acceso al metro de Bambú. Así lo hice.
Justo en ese trayecto está la sede de VOX (desconozco si es la principal, pero era una de ellas). Seguí subiendo historias durante el trayecto y al llegar a Chamartín, finalicé el pequeño análisis informal sobre el dispositivo y me dediqué a verificar que no me iba para Albacete y sí para Atocha.
Hay tramos en Cercanías en los que la cobertura brilla por su ausencia, por lo que es imposible acceder a internet, pero sí puedes escuchar Podcasts que tengas descargados. Como ya soy cinturón negro en este trayecto, hice los deberes e intenté relajarme con uno mis podcast habituales previamente descargado.
En el ALVIA dirección a Cádiz
Tengo un ritual cada vez que llego al tren, da igual si es el AVE o el ALVIA. Intento llegar de los primeros al tren para poder tener un hueco para mochila justo encima de mí, una vez conseguido el objetivo, me dispongo con el ritual.
Saco el iPad, la botella de agua y los auriculares con cancelación de ruido. Me acomodo, abro el iPad, pongo algo de música en Spotify y comienzo a escribir o a realizar alguna acción que me distraiga. Ese día, cómo llegué con bastante tiempo de antelación al tren, aproveché para leer las notificaciones de las redes sociales.
En Instagram ya sospeché que algo no iba bien. Algunos me preguntaban si era votante de VOX, otros si trabaja allí o si era afiliado, todo ello con un tono despectivo. No entendía muy bien el porqué hasta que abrí Twitter. Ahí se repitieron las sospechas de que algo no iba bien porque tenía varias notificaciones sin yo publicar nada previamente.
Cuando comienzo a leer las notificaciones, había una captura de pantalla con una de mis Historias de Instagram en un fragmento concreto del vídeo. Era yo grabándome con la cámara delantera hablando de un terminal y de fondo se veía la sede VOX en Bambú (Madrid) mientras iba caminando.
Los comentarios de la captura de pantalla manifestaban que: “¿Es Ricky Fernández un trabajador de VOX saliendo de una sus oficinas?”, ¿De verdad votas a VOX?, se me ha caído un mito, “Pensaba que trabajabas en otro lugar, no en la se de VOX”… y un largo etcétera.
QueMeDaIwuá. Bueno, no.
Al principio no le presté mucha atención, pensaba que era alguna broma, pero leyendo el tipo de tono de los mensajes y la rápida caída de seguidores, comencé a contestar en privado hacia los que habían hecho la captura para ver si era una “gracia” a la que yo no le encontraba sentido ninguno.
Tras la eliminación de la captura, escribí un tuit diciendo que por mi profesión, no me podía manifestar políticamente y aunque pudiese, tampoco lo diría. Aún así, me considero apolítico, ya que no confío en ninguno de los partidos, por lo que suelo votar dependiendo de su programa electoral de cada campaña (aunque luego no lo cumplan, como viene siendo habitual).
Por supuesto, todo ello confiando en que la anécdota se quedará ahí y no fuese a mas, porque la verdad, no me estaba sintiendo nada cómodo en un “debate” sobre política. Hace tiempo que dejé de rebatir cualquier situación que no me aportara nada positivo, así que suelo actuar callando y dejando pasar la tormenta.
Al poco tiempo me aparecieron unos tuits de gente cercana que no me citaban pero sí que decían que si alguien se declaraba apolítico, significaba que estaba a favor del fascismo ‪¯\_(ツ)_/¯‬ y que por supuesto, debía votar al partido que este votaba porque era lo correcto ‪¯\_(ツ)_/¯‬ ‪¯\_(ツ)_/¯‬ ‪¯\_(ツ)_/¯‬
En resumen
Exponer cualquier tipo acción en redes sociales, por muy inocentes que parezcan, siempre habrá gente que intente buscarle un lado malvado para crear polémica. Aunque para muchos pueda parecer algo insignificante, para otros que no nos gustan las polémicas ni tampoco rebatir debates que no nos aportan o simplemente no nos gustan, puede significar un problema de confianza en uno mismo.
📌 Datos (quizás) de interés
📤 Periocidad: Voy a intentar que sea semanal, a primera hora para que puedas tomarte el café o entretenerte en el transporte público 🚈
👨🏽‍💻Mi webRicky.es
📱Redes sociales: @RickyFernandezR en todas ellas
🎙Podcast: Aunque he producido unos siete podcasts, el que actualmente mantengo es CulturaDigital (disponible en cualquier plataforma).
📹 Vídeo: Mi canal YouTube 📺 y mi canal Twitch 👾
💳 Tienda: Amazon me ofreció la oportunidad de tener “un escaparate”, así que si estás interesado en algún producto, te muestro mis recomendaciones.
¿Te ha gustado? No
Ricky Fernández
Ricky Fernández @RickyFernandezR

Textos libres de tú a tú. Sin tecnicismos.

Para cancelar tu suscripción, haz clic aquí.
Si te han remitido este boletín y te ha gustado, puedes suscribirte aquí.
Created with Revue by Twitter.